Los negocios de los youtubers. EFE/ED

Los negocios de los youtubers fuera de cámara

stop

Los nuevos famosos de Internet también son empresarios. Algunos tienen ingresos millonarios, mientras que otros se ven obligados a buscar diferentes vías

Barcelona, 27 de agosto de 2017 (05:55 CET)

Tienen menos de treinta años y facturan millones de euros. Los youtubers son los nuevos ídolos del siglo XXI. Un logro que tiene consecuencias, entre otras, económicas. Tantas, que la mayoría de ellos ha creado su propia empresa para monetizar la actividad que realizan dentro y fuera de escena. Conferencias, publicidad, libros y eventos reportan pingües beneficios a unos, mientras que otros no terminan de despegar y trasladan su estructura fuera de España. 

Si hay alguien que manda es ElRubius. Rubén Doblas es el youtuber más visto de España con más de 25 millones de suscriptores. Para hacerse una idea, tiene cinco veces más audiencia que los canales oficiales del Real Madrid y el FC Barcelona juntos. Desde 2013 opera a través de ElRubiusOMG, dedicada a "actividades de producción cinematográfica y de vídeo". 

Cinco años después, su firma renombrada como Snofokk S.L., registra beneficios netos por valor de 295.422 euros, mientras que los ingresos rozan el millón de euros (938.186,05). Las partidas han aumentado gracias a los acuerdos comerciales que le han llevado a rodar anuncios para Fanta, o los de la industria editorial, donde ha batido récords vendiendo libros. 

ElRubius rozó el millón de euros de facturación en 2015, cuando tenía 10 millones menos de suscriptores 

La buena racha de la firma refleja como Rubén ha ido ganando visibilidad con los años. Teniendo en cuenta que los últimos resultados disponibles son de cuando tenía 10 millones menos de suscriptores. Sobre la evolución del negocio, su representante y madre prefiere no dar detalles. “Nosotros, por norma, no hacemos declaraciones a los medios de comunicación”, apunta. “Es simplemente nuestra política debido a los precedentes”, añade en relación a las entrevistas que ha dado Rubén y que, en su opinión, han intentado ridiculizarle.  

Las estrellas se marchan a Los Ángeles 

Guillermo Díaz (Willyrex), el tercer youtuber de España con 20 millones de suscriptores repartidos en sus dos canales, se marchó a vivir a Los Ángeles en 2014. En su 'exilio' le acompañó otro famoso youtuber, Samuel De Luque (Vegeta777). Juntos dan conferencias, promocionan eventos y trabajan en otros proyectos. Como los libros y el merchandising Wiggeta, ambientados en el mundo del videojuego.

A pesar de su posición en el ranking, Willyrex no rentabiliza tanto su actividad empresarial si se compara con el resto colegas de profesión. Willyrex S.L. facturó 398.254,66 euros en 2015, un 30% menos de lo conseguido un año antes (573.369,76). La partida de beneficios quedó en positivo con 79.168,53 euros.

La aventura americana duró poco. Después de unos meses volvieron a Barcelona, pero su paso fue de nuevo fugaz. Su nuevo destino, esta vez, no estaría tan lejos.

Segunda mudanza: Andorra

Hicieron las maletas y se fueron a Andorra dejando las cosas atadas. Cada uno se dio de baja de la administración de su empresa y pusieron a sus madres al mando. Además, ambas revocaciones fueron muy parejas en el tiempo. Guillermo lo hizo en marzo y Samuel en mayo.

A día de hoy, éste último mantiene su sociedad De Luque Social Gamer S.L.U. activa en España. No obstante, fuentes cercanas al joven niegan que esto sea cierto. “Esta empresa está dada de baja”, se limita a contestar la persona que atiende al teléfono desde la sede social.

Vegetta777 facturó más de un millón de euros, pero tuvo pérdidas cercanas a los 100.000 euros

Vegeta777 se cuela en el podio entre ElRubius y Willirex, pero es el único de los tres que presenta números rojos. A datos de 2015, el gamer registró casi 100.000 euros de pérdidas (-96.727,86), si bien facturó más de un millón de euros ese mismo ejercicio y registró beneficios por valor de medio millón en el precedente, en 2014 (537.341 euros).

La cifra podría tener truco. A pesar de haber engordado progresivamente la facturación de la sociedad, también lo ha hecho el gasto de personal. Algo llamativo cuando se trata de una empresa sin trabajadores. En 2015 el saldo destinado a esta partida fue de 692.673,50 euros, un 90% más que un año antes (59.772,80).

El Principado aumenta el censo

Willyrex y Vegeta777 ya no están solos en Andorra. En el último año diferentes youtubers también han anunciado que se han mudado al país vecino, como Frank Garnés (bysTaXx) o Abel Guerra (ByAbeeL). 

Los cuatro se habían quejado con anterioridad del último cambio de Youtube. La plataforma ha reclasificado la monetización de las visitas en función del contenido de los canales dejando a los jóvenes en el último escalón y abaratando así los clics que reciben. 

Quizá por ello, la baja presión fiscal de El Principado ha sido un bote salvavidas. Para trasladarse basta con demostrar que se reside allí un mínimo de 183 días al año y no tener antecedentes penales. El cambio es notable entre ambos países. El Impuesto de Sociedades (IS) en Andorra está fijado al 10%, mientras que en España el tipo general es del 25%. Además, el IRPF también es del 10%, frente al 45% que puede llegar a pagarse en España. 

La baja presión fiscal de Andorra es un aliciente para los youtubers

De momento, Abel y Frank también mantienen sus empresas en España, White Lion S.L. Blue Tree Entertainment S.L. De su estado se infieren problemas. La primera, de la que participan ambos, no presenta indicios de actividad, según los datos de los que dispone el registro mercantil. Pero la situación de Blue Tree Entertainment S.L. es peor, dado que refleja un posible cierre de hoja registral. La sociedad creada en octubre de 2013 podría enfrentarse a diferentes sanciones por parte de la administración (RD 1784/1996).

La ley de sociedades de capital establece que la falta de registro de las cuentas anuales puede suponer la apertura de un expediente sancionador que va desde los 1.200 hasta los 300.000 euros por cada ejercicio no presentado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad