El presidente de Seat, Luca de Meo, en un desayuno informativo en Madrid. EFE/Mariscal

Luca De Meo calma a Seat tras el cortejo de Renault

stop

El presidente del fabricante español trata de esparcir dudas recordando su implicación con el futuro de la marca mientras negocia la presidencia de Anfac

Barcelona, 18 de noviembre de 2019 (19:00 CET)

Como si de un futbolista se tratase, los rumores acerca del futuro de Luca de Meo aparecen de forma cíclica en la prensa económica. El presidente de Seat es una pieza valorada en el sector, y ahora es desde Renault, en busca de primer ejecutivo, de dónde suenan las campanas. La respuesta del italiano de cara a la prensa: “No hago comentarios sobre rumores”. De cara a su círculo: “Estoy implicado con el proyecto”.

Las fuentes consultadas por Economía Digital no se atreven a garantizar de forma tajante la continuidad del transalpino en las oficinas de Martorell (Barcelona), pero sí aseguran que ha reafirmado su compromiso con la marca a todo el que le ha preguntado en las últimas horas. “Me extrañaría mucho su salida, es una persona que quiere acabar el proyecto iniciado en Seat en 2015”, explican.

El propio De Meo explicaba este lunes en La Vanguardia que todavía tiene retos por acometer. “Hemos ganado la primera mitad del partido, pero vamos a ver si podemos hacerlo mejor en la segunda mitad, que además se juega con el césped mojado porque vienen años complejos con las exigencias de los consumidores y de los reguladores”, auguraba, en referencia a la implementación del coche eléctrico.

Además, el ejecutivo está muy bien valorado en el grupo Volkswagen. Como prueba, el grupo alemán lo nombró presidente de Volkswagen España en julio de 2018. Desde la empresa, mantienen que el directivo “está absolutamente comprometido con Seat”. 

A Luca de Meo se le vinculó en los últimos años con Audi y Fiat

Desde Martorell tiran de hemeroteca para recordar que estas vinculaciones son recurrentes. Al eterno runrún de su salto a la presidencia de Audi, de la que fue vicepresidente entre 2012 y 2015, a De Meo también se le vinculó en varias ocasiones con Fiat para suceder al exconsejero delegado Sergio Marchionne tanto antes como después de su muerte, en verano del año pasado.

En paralelo a sus declaraciones, otras voces apuntillan que está en conversaciones desde hace semanas para ser nombrado nuevo presidente de la patronal Anfac en enero, cuando José Vicente de los Mozos presente su dimisión.

En su entorno se admite, eso sí, que podría encajar en Renault a pesar del complicado equilibrio de poderes --con el Estado francés y Nissan al frente-- existente en el accionariado. El italiano conoce la casa, pues ya tuvo responsabilidades en el departamento de marketing de la empresa gala entre 1992 y 1997. El idioma tampoco sería un problema; el francés es una de las lenguas que habla.

Los otros candidatos a presidir Renault

Tras catalogar a Luca de Meo como favorito para ocupar la presidencia de Renault, el periódico Le Figaro añadía una lista de nombres que competirían con el italiano para ocupar el puesto. "Es un caso similar al de los futbolistas de grandes equipos, al final no hay tantos jugadores capacitados para formar parte de los principales conjuntos del mundo", comparan fuentes del sector.

Según el citado medio, junto al ejecutivo de Seat estarían Fabrice Bregier, expresidente de Airbus y hoy consejero delegado de la firma tecnológica Palantir; Patrick Koller, consejero delegado del proveedor de componentes Faurecia; Vincent Cobee, consejero delegado de Citroën; Alfredo Altavilla, antiguo ejecutivo de Fiat; y Didier Leroy, directivo en Toyota.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad