Lucky Strike se fumará a Camel

stop

La British American Tobacco, la segunda tabaquera del mundo ofrece 43.200 millones para terminar de adquirir Reynolds American

Escaparate con venta de cigarrillos en Suiza. / BAT

Barcelona, 21 de octubre de 2016 (14:29 CET)

Con un volumen de producción anual de casi 500.000 millones de cigarrillos, la British American Tobacco (BAT) quiere seguir creciendo para eclipsar a su principal competidora, Philip Morris. Ahora ha presentado una oferta por 43.189 millones de euros para comprar el 57,8% que no posee de Reynolds American, el fabricante de Camel, Winston, Kool y otras marcas.

La relación de BAT con Reynolds American comenzó en 2004, cuando compró el 42,2% del grupo con la compra de la subsidiaria Brown & Williamson, y diez años después invirtió 4.300 millones de euros para mantener su participación.

La operación se estructuraría con la entrega de 24.800 millones de euros de acciones de BAT y otros 18.300 millones en efectivo. Todavía la fusión tiene que ser aprobada por el Consejo de Administración de la estadounidense y de los accionistas de ambas compañías, pero de seguir adelante, creará a la mayor tabaquera del mundo que cotice en bolsa.

La movida para superar a Philip Morris

Por ahora BAT sigue siendo la segunda, detrás de Philip Morris. En su estructura cuenta con 200 marcas, entre ellas Lucky Strike, Dunhill y Pall Mall, que se vende en más de 200 países, y emplea a 50.000 personas. En tanto, Reynolds American 'apenas' llega al 10% de este tamaño, con una plantilla de 5.000 empleados en Estados Unidos.

El anuncio fue bien recibido por la bolsa de Londres, donde los títulos de BAT subieron un 3,49%. La oferta de BAT valora cada acción de Reynolds American en 56,5 dólares (51,9 euros), un 20% más de lo que había cotizado el día anterior.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad