Madrid improvisa el recibimiento al virus del Ébola

stop

Los sindicatos de La Paz y del Carlos III denuncian falta de preparación y medios para atender al sacerdote infectado; el personal se divide entre el miedo y la solidaridad

El Carlos III es uno de los hospitales que espera al ébola

06 de agosto de 2014 (13:19 CET)

Los dos hospitales con todas las papeletas para recibir al virus del Ébola, La Paz y el Carlos III, convocan reuniones de urgencia para establecer los protocolos que seguirán ante el posible ingreso, en uno de estos centros, del sacerdote Miguel Pajares. Los sindicatos denuncian falta de medios y preparación para atender pacientes de estas características. La Comunidad de Madrid aún no ha recibido ninguna notificación del Ministerio de Sanidad.

El avión de Defensa que se encargará de la repatriación despegará a primera hora de la tarde desde Torrejón hacia Liberia. Se trata de un Airbus medicalizado y traerá de vuelta a dos personas. Al religioso lo acompañará la hermana Juliana, también de nacionalidad española. Según los análisis, ella no está contagiada por el virus, de modo que habrá que tomar medidas de prevención. Según Sanidad, el avión dispone de los medios suficientes.

Preparación a toda prisa

El aterrizaje en Madrid está programado para mañana. El Carlos III se prepara a toda prisa. Se trata del hospital capitalino con las habitaciones mejor aisladas para evitar la propagación. El sistema es de compresión negativa, hecho que evita que el virus pueda extenderse más allá de esas cuatro paredes. Se baraja que las visitas estén totalmente restringidas y que sólo un médico y una enfermera puedan acceder al interior. Este hospital habilita la sexta planta (cerrada hasta ahora) para la hipotética llegada.

En La Paz, aunque se ha convocado a varios especialistas a las reuniones de coordinación de este mediodía, no consta que el Gobierno tenga intención de ingresar a los miembros de la orden de San Juan de Dios en este hospital. Los sindicatos denuncian con contundencia la improvisación que reina. SATSE explica que, aunque se recibió un falso caso de ébola el mes pasado, “no se ha hecho nada en prevención de un ingreso real de este tipo”. Asegura que “los protocolos no se han revisado y el personal teme por su seguridad”.

Miedo y solidaridad

A pesar de los últimos recortes, La Paz es, con 49 especialidades, casi 7.000 trabajadores, un millón de consultas y 200.000 urgencias al año, el centro de referencia en España para 19 enfermedades complejas. Su programa de trasplantes ha protagonizado la mayoría de los hitos médicos del país. Ante el ébola, sus profesionales se mueven entre el miedo y la solidaridad.

La enfermedad del Ébola surge tras la infección del virus del mismo nombre y es altamente contagioso. La Organización Mundial de la Salud advierte de la alta mortalidad. El brote que ha estallado en África central ha matado a 880 personas e infectado a 1.700. España se convertirá en el segundo país en repatriar a víctimas del virus, después de Estados Unidos, que trasladó a dos enfermos a Atlanta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad