Medio IBEX paga sus rentas a un millonario francés en Singapur

stop

Gas Natural se une a la lista de empresas que han vendido sus sedes a Zambal, la socimi controlada por el magnate vinícola Pierre Castel, con un patrimonio de 10.000 millones en la lista Forbes

Juan Carlos Martínez

La sede de Gas Natural en Madrid, última compra de Zambal, la socimi de la familia francesa Castel
La sede de Gas Natural en Madrid, última compra de Zambal, la socimi de la familia francesa Castel

Madrid, 06 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

A diferencia de la visibilidad de las socimis que cotizan en el Mercado Continuo de la bolsa española, la actividad de Zambal Spain queda un tanto fuera de foco al hacerlo en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

No obstante, por activos y por volumen de negocio –con sus ya casi 40 millones de rentas anuales tras la reciente compra de la sede madrileña de Gas Natural en Madrid–, estaría al nivel de algunas de estas empresas más conocidas, como Axiare o Lar.

Tres años haciendo acopio de inmuebles

Una sociedad, Zambal, gestionada por IBA Capital Partners y controlada por la familia de Pierre Casteluna de las grandes fortunas francesas con un patrimonio, en la lista Forbes, de 10.000 millones de euros–, que lleva tres años haciendo acopio de grandes inmuebles en Madrid. Aunque la primera compra, en junio de 2013, fuera el centro comercial de El Corte Inglés situado en la plaza de Cataluña, en Barcelona.

Los 120 millones que Zambal acaba de pagar a Gas Natural es la última de las compras realizadas, que han servido a esta socimi para convertirse en casero de DIA, Enagás, Mercadona, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Vodafone, Cinesa, Vinci, El Corte Inglés, Mercadona y BMW, entre otras compañías.

Un precio, el pagado a Gas Natural, que algunos han tachado de excesivo y fuera de mercado, pero que estaría ajustado toda vez que hace seis meses, cuando la gasista filtró su intención de abordar esta desinversión, los analistas cifraba en los 200 millones el precio que la gasista podría llegar a conseguir. Además, estaría en línea con los 380 millones abonados recientemente por la socimi Merlin al fondo Lone Star por el parque empresarial Adequa.

La cadena de control acaba en Singapur

La socimi Zambal está presidida por Thierry Julienne –uno de los fundadores de la gestora IBA Capital, su gestora– y tiene como accionista de referencia a Altaya, con el 95,21% del capital. Una sociedad domiciliada en Singapur e integrada en el holding Investment Business Beverage Fund (IBBF), también radicado en el país asiático y controlado por la familia Castel.

Desde que el millonario galo constituyera, a través de IBA, la sociedad Zambal, en abril de 2013, con un capital de 3.000 euros, las ampliaciones han sido constantes a medida que se necesitaba liquidez para ir comprando inmuebles, hasta llegar a los actuales más de 450 millones de euros de capital. Loire Investment –otra empresa ligada a esta familia francesa– ostenta el 4,4% y el resto de las acciones de Zambal, el 0,39%, está en autocartera.

De Clercq, mano derecha de Pierre Castel

Además de Julienne, como consejero delegado de Zambal figura Guy de Clercq, mano derecha de Castel como director financiero y secretario general de su holding empresarial. Desde mayo también se sienta en el consejo la abogada suiza Catherine Crochet. Llegaba para sustituir a Jonathan Cave, quien, a su vez, había reemplazado al mismísimo Pierre Castel en mayo de 2015.

Altaya, además de accionista mayoritario, es el instrumento en el que Zambal se apoya para financiar todas sus operaciones, y evitar así convertirse en acreedor de bancos externos.

Altaya, principal accionista y financiero

El pasado mes de febrero, los casi 139 millones percibidos por la venta, a CBRE Global Investment, de los centros comerciales ABC Serrano y Preciados 9, sirvieron para amortizar cuatro créditos que tenía contraídos con su accionista. Ambas desinversiones se saldaron con unas plusvalías del 12%.

Posteriormente, el pasado 23 de mayo, también fue Altaya quien financió los 28,75 millones con los que Zambal adquirió, en Madrid, el parque de ocio Manoteras ocupado al 98% por grupos como Cinesa, Vinci Park/Indigo, Vips, 100 Montaditos o Tagliatella.

Y ahora, ha sucedido lo mismo con la compra de la sede madrileña de Gas Natural. De los 120 millones de euros en los que se cerraba la operación, 114 fueron aportados por Altaya. 

Más de 180.000 metros cuadrados

En las próximas semanas, antes de que acabe el ejercicio 2016, Zambal tiene previsto proceder a capitalizar el préstamo con el que compró, en mayo, el parque de ocio Manoteras. Lo hará a través de una ampliación de capital por compensación de créditos. 

Al cierre del primer semestre de 2016, la socimi controlada por la familia gala de los Castel acreditaba un volumen de negocio de 15,6 millones de euros, un resultado explotación de 8 millones, y unos beneficios, tras plusvalías, de casi 16 millones de euros. Ahora, al añadir la superficie de la sede de Gas Natural a su portfolio, eleva la superficie bruta alquilable a más de 180.000 metros cuadrados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad