Juan Roig, presidente de Mercadona.

Mercadona se arma para continuar con su expansión en Madrid

stop

La cadena de supermercados compra terrenos a la Comunidad de Madrid por 2,54 millones de euros para levantar uno de sus centros en Arroyomolinos

Madrid, 19 de agosto de 2019 (09:02 CET)

Mercadona se ha hecho con  4.200 metros cuadrados de suelo que ha subastado la Comunidad de Madrid  por  2.541.000 euros para levantar uno de sus centros  en el nuevo barrio de Ciudad Jardín, en Arroyomolinos.  Según la información que adelanta este lunes El Confidencial, la Comunidad de Madrid ha vendido siete parcelas en julio por 7,2 millones de euros. Además de Mercadona, una empresa que construye tanatorios, firmas logísticas e inmobiliarias también han sido los compradores de estos suelos. 

El Gobierno regional quiere generar ingresos y en octubre volverá a sacar otras 18 parcelas que no ha podido vender ahora. Así, la Comunidad de Madrid ha conseguido colocar en una sola subasta más suelo que en toda la legislatura pasada, en que solo había conseguido comercializar 2,9 millones de euros. 

Obras de Madrid  (antigua Arpegio) -que ha realizado la operación-  tiene mucho suelo finalista, tanto de uso residencial como industrial, terciario y comercial. Pero desde el Ejecutivo autonómico en funciones reconocen a El Confidencial que en esta legislatura que acaba de finalizar la empresa pública ha estado más "distraída" en problemas judiciales que en la venta de suelo. Varios de sus trabajadores siguen imputados en el caso Púnica, además de que Audiencia Nacional investiga en varias de sus piezas posibles irregularidades cometidas por el ente público cuando se llamaba Nuevo Arpegio, que Cristina Cifuentes decidió rebautizar la empresa como Obras de Madrid.

Ciudad Jardín, donde ha comprado la parcela la cadena de supermercados de Juan Roig, es una sociedad urbanística gestionada al 100% por Arpegio. En una superficie de 167 hectáreas, se proyectó la construcción de 4.800 viviendas. La Audiencia Nacional investiga dentro de Púnica cómo se hizo el principal empresario investigado en la trama, David Marjaliza, con suelo comercial en este desarrollo urbanístico.

Otra de las empresas que han participado en la subasta es Parcesa SA, compañía especializada en el sector funerario. Ha comprado dos parcelas en Soto del Henares, otro de los desarrollos urbanísticos de la región situado en Torrejón de Ardoz. Ha desembolsado 1.392.000 euros por una y 727.000 euros por la otra. La inmobiliaria Pocito de San Roque SL ha pagado 848.000 euros por 4.000 metros cuadrados en el barrio de Molino Perdido, también en Arroyomolinos. Otras dos de las operaciones se han cerrado en Meco.

Caldein 2014, otra firma inmobiliaria, ha desembolsado 670.000 euros por una parcela de uso industrial en Meco. La logística Operador de Transportes Maestrans ha pagado 447.700 euros por otra parcela en el mismo polígono industrial de Meco. En último lugar aparece la compra de un particular, Rosario Vivancos Velasco, que ha invertido 642.511 euros por un terreno de 1.317 metros cuadrados en Tres Cantos, donde se pueden construir dos chalés pareados. Los adjudicatarios han tenido que pagar ahora el 30% del precio y tienen hasta octubre para desembolsar el otro 70%.

Una vez que se cierren estas siete operaciones, el objetivo de Obras de Madrid es volver a sacar a subasta las 18 parcelas que no ha podido colocar ahora en julio. Se trata de terrenos situados en los municipios de Arroyomolinos, Torrejón de Ardoz, Meco y Leganés, parcelas comerciales, industriales y residenciales.

Hemeroteca

Mercadona Juan Roig
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad