Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL

México absuelve a OHL de fraude pero le impone una multa de 3,6 millones

stop

El regulador descarta la existencia de sobornos a varios magistrados del país

Barcelona, 28 de marzo de 2016 (17:23 CET)

Juan Miguel Villar Mir ha convencido a las autoridades mexicanas. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha descartado la existencia de fraude en las actividades de OHL México. El regulador sentencia que no ve indicios de dolo en la información y la contabilidad presentadas al país. Sin embargo, la entidad sí deberá pagar una multa de 3,6 millones de euros por varias infracciones administrativas.

Según explica la compañía en un comunicado, la sanción se distribuirá entre varias filiales del gigante de infraestructuras español. 1,25 millones recaerán sobre OHL México, 0,94 sobre OPI, 0,93 sobre ConMex y 0,52 en algunos directivos de las citadas empresas.

Investigada por sobornos

Durante el año pasado, salieron a la luz tres conversaciones en las que el ejecutivo Pablo Wallentin, entonces jefe de gabinete de OHL, hablaba de un presunto soborno a jueces mexicanos. "¿Cuánto hay que darle a los magistrados?", se preguntaba en una de las grabaciones. "Pues, yo que creo que una manita, ¿no?", le contestaba su interlocutor.

"Yo le puedo dar al magistrado el cheque, ¿cómo quieres que lo hagamos?", le cuestionaban en otra charla. "No hay otra forma, o se hace como siempre o no hay otra forma", sentenciaba.

Anteriormente, el directivo no dudaba en invitar al secretario de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena, a pasar cinco días en el hotel Mayacoba, propiedad de Villar Mir, en la Riviera Maya. Semanas después, Mena presentó la dimisión.

Una campaña mediática

Ya entonces, el empresario español denunció una campaña mediática y "llena de mentiras" contra OHL en México. Avisó que defenderá con acciones judiciales sus intereses. Ahora, la CNBV admite: "No se ha podido determinar la existencia de dolo, fraude o reincidencia, tanto en la actuación de las tres compañías emisoras citadas como de las personas físicas que en ellas trabajan".

Tras la resolución, la compañía defiende haberse "ajustado en todo momento a la ley". Además, recupera el espíritu de las palabras pronunciadas por Villar Mir hace ya algunos meses: "Se renueva la determinación de perseguir a los responsables de tanto descrédito, chantaje y extorsión en los tribunales de justicia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad