La alcaldesa Ada Colau y José Luis Bonet. /EFE/Alejandro García

Miquel Valls culpa del bloqueo de Fira a “los políticos”

stop

Colau incumple los estatutos de Fira Barcelona porque no ha convocado ningún consejo general desde hace un año

Barcelona, 29 de julio de 2018 (10:22 CET)

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, echa la culpa de que todavía no se haya renovado el consejo de Fira Barcelona a “los políticos”. Aunque no los menciona por su nombre, se refiere a la consejera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón, y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que junto a la Cambra forman las tres patas de la institución ferial.

El consejo general de Fira Barcelona no se reúne desde julio del pasado año. Este es el órgano que debe aprobar la renovación del consejo de administración ferial y la elección del nuevo presidente que sustituya a José Luis Bonet, que lleva un año y medio con el mandato caducado. Pese a que los estatutos de Fira establecen la obligación de celebrar como mínimo dos consejos generales al año, en diciembre y julio, no se convocó el primero y tampoco se realizará el segundo tal como apuntó este medio. El motivo es que no hay acuerdo entre la Generalitat, el Ayuntamiento y la Cambra sobre quién relevará a Bonet.

Por su condición de alcaldesa de Barcelona, Colau preside el consejo general de Fira y es la encargada de convocar las reuniones. Sin embargo, ni convocó la de diciembre, con el argumento de que la aplicación del artículo 155 suspendió el gobierno de la Generalitat, ni la que debía realizarse este julio. La substitución de Bonet se aplaza como mínimo para después de vacaciones.

Valls precisa que la Cambra “ha hecho los deberes” al proponer formalmente a cinco candidatos para renovar el consejo de administración de Fira: Helena Guardans (Sellbytel), Mar Alarcón (Social Car), Manuel Vallet (Hoteles catalonia), Pau Relat (Mat Hólding) y Kim Faura (Telefónica). Este último es el candidato oficioso propuesto por la Cambra para relevar a Bonet.

La inacción de Colau

Si Valls presume de haber hecho “los deberes” es que las otras dos patas de la Fira todavía los tienen pendientes. La alcaldesa Colau ha bloqueado sistemáticamente la renovación del consejo de administración y la elección del sustituto de Bonet. Hace más de un año frenó el nombramiento de Miquel Martí (Moventia) y exigió que una mujer reinara en los salones feriales de Montjuic. Entonces se puso sobre la mesa el nombre de Helena Guardans, pero esta declinó la presidencia.

En una entrevista en BTV el pasado junio, Colau insistió en que la Fira debe tener una presidenta, pero no avanzó ningún nombre. No tiene candidata. En estos momentos las opciones más viables son las de Faura, el candidato de la Cambra, y la de Pedro Fontana, miembro del actual consejo de administración, aunque su mandato caduca en diciembre del próximo año. Fontana tiene opciones para hacerse con el cargo precisamente por la inacción de Colau.

Fontana está al acecho

Un empresario que defiende la carta de Fontana indica que “no es un problema” que sólo le quede un año de mandato. Recuerda que Bonet ya lleva un año y medio de prórroga. Por lo tanto, indica que Fontana podría ser un presidente para “salir del paso” y con un mandato más largo de lo que sería normal.

La consejera Chacón no se ha manifestado públicamente. Su antecesor en Empresa, Santi Vila, dio el visto bueno a Faura, pero Chacón no lo ha ratificado.

Valls indica que la renovación queda pendiente para septiembre. Sin embargo, queda por ver cuando Colau convocará el consejo general. En las últimas semanas se han mantenido contactos entre las tres patas de la Fira sin llegar a un acuerdo.

Fuentes empresariales vinculadas a Fira se preguntan para que sirven sus estatutos si se pueden incumplir sin consecuencias. Además, recuerdan que tanto el Ayuntamiento como la Generalitat se comprometieron a “despolitizar” la institución ferial. Incluso se dejo constancia de este compromiso en el parlamento catalán.

Elecciones a las cámaras de comercio

Por lo que respecta a las elecciones a las cámaras de comercio catalanas, serán a finales de año o principios del siguiente y se utilizará únicamente el voto electrónico, según afirma la consejera Chacón en una entrevista que publicará el diario Ara este lunes. El consejo ejecutivo de la Generalitat aprobará este martes el decreto de convocatoria electoral. También prepara la licitación para adjudicar la gestión del voto electrónico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad