Pedro Fontana ha cesado recientemente como consejero delegado mundial de Areas. Su nombre suena ahora para diversas instituciones económicas catalanas. /EFE

Fontana hace campaña para presidir la Fira ante la indefinición de Colau

stop

La decisión de Ada Colau de bloquear la renovación de Fira de Barcelona durante más de un año ha facilitado la aparición de sucesores de José Luis Bonet

Josep Maria Casas

Economía Digital

Pedro Fontana ha cesado recientemente como consejero delegado mundial de Areas. Su nombre suena ahora para diversas instituciones económicas catalanas. /EFE

Barcelona, 09 de julio de 2018 (04:55 CET)

Pedro Fontana se ha convertido en el directivo barcelonés de moda. Su nombre aparece en las quinielas para presidir la patronal Foment del Treball y el consejo de administración de Fira de Barcelona. Fiel a su habitual discreción, no se ha pronunciado en público. Los que le conocen aseguran que sabe aprovechar la oportunidad cuando se presenta.

Joaquim Gay de Montellà le propuso ser su delfín al frente de Foment, pero no está por la labor de competir con Josep Sánchez-Llibre para presidir esta patronal en las elecciones previstas para finales de año. En cambio, no se descarta para relevar a José Luis Bonet como presidente del consejo de administración de Fira de Barcelona.

Fuentes cercanas a esta institución ferial apuntan que Fontana ha encontrado su “oportunidad” en la “indefinición” de Ada Colau. Por su condición de alcaldesa de Barcelona, preside el consejo general de Fira, que es el órgano que debe renovar el consejo de administración y nombrar al sustituto de Bonet. Precisamente, Colau ha bloqueado esta renovación desde hace más de un año: ha vetado a posibles candidatos y no convoca el consejo general desde julio de 2017.

Tal como establecen los estatutos de la Fira, el consejo general debe reunirse un mínimo de dos veces al año, en julio y diciembre. Sin embargo, Colau suspendió la convocatoria de diciembre pasado con el argumento de que estaba vigente el artículo 155. Anunció que esperaría a la constitución del nuevo gobierno de la Generalitat, que es una de las tres patas de la Fira junto al Ayuntamiento y la Cambra de Comerç de Barcelona.

Miquel Valls pide a Ada Colau que convoque el consejo general de Fira Barcelona

El presidente de la Cambra, Miquel Valls, ha pedido a la alcaldesa Colau que convoque el consejo general de Fira. Hay cierto nerviosismo porque la alcaldesa todavía no ha fijado la fecha. “¿A que espera?”, se pregunta un empresario con silla en el consejo general que recuerda que las convocatorias solían hacerse con mucha antelación. La alcaldesa todavía está a tiempo de convocarlo para este julio. Se espera que lo anuncie este misma semana, pese a que se rumorea que podría trasladarlo a septiembre. En el Ayuntamiento ni confirman ni desmienten.

Ante la indefinición de Colau, Fontana tiene opciones para ser el sucesor de Bonet en la presidencia del consejo de administración ferial. Bonet tiene el mandato caducado desde hace un año. A Fontana le vence el diciembre de 2019. Sería un presidente de transición. Sólo para un año y medio. Su renovación no llegaría hasta después de las elecciones municipales del próximo mayo, cuando se decide quién estará al frente del Ayuntamiento y, por tanto, del consejo general.

Contactos entre Colau, Valls y Chacón

Colau, Valls y la nueva consejera de empresa de la Generalitat, Àngels Chacón, han mantenido contactos en los últimos días sobre la renovación de Fira. Fuentes de la institución aseguran que la inacción de la alcaldesa “ha abierto” la sucesión a otros candidatos. Estas fuentes indican que Chacón tiene “ideas propias”. Aseguran que esta no vería con malos ojos la opción de Fontana, un directivo que forma parte del círculo de amistades personales de Artur Mas. La semana pasada dejó de ser consejero delegado mundial de Areas, del grupo francés Elior.

Hace más de un año, se filtró a la prensa que el candidato propuesto por Valls era Miquel Martí, de Moventia, pero la alcaldesa exigió para el puesto a una mujer. Entonces, se apostó por Helena Guardans, consejera delegada de Sellbytel, pero ella declinó la oferta. En estos momentos, Valls propuso a Kim Faura, director general de Telefónica en Cataluña.

Fuentes empresariales conocedoras de las negociaciones aseguran que Faura “no se ha caído de la mesa”. Aseguran que nadie lo ha vetado y que es la mejor opción para garantizar la permanencia del Mobile World Congress. Es “el candidato”, insisten, aunque la inacción de Colau haya dado pábulo a otras alternativas.

Uno de los miembros del consejo general señala que la gestión de Bonet ha sido “excelente”, pero que se debe acabar con la situación de interinidad cuanto antes. Insiste en que si no se le encuentra un relevo no es por falta de candidatos de garantías.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad