Miquel y Costas gana el 7,1% más por cuestiones fiscales

stop

La cifra de negocio disminuye y la firma anuncia el cese de actividad temporal de su planta de pastas

Jordi Mercader, presidente de Miquel y Costas

15 de noviembre de 2013 (12:39 CET)

Miquel y Costas ha cerrado el tercer trimestre con un beneficio neto consolidado de 21,6 millones de euros, el 7,1% más que el mismo periodo del ejercicio anterior. A pesar de esta cifra positiva, la facturación ha caído el 3,7% hasta los 145,78 millones de euros.

La papelera catalana justifica la mejora del resultado global por “cuestiones fiscales”, según la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cierre temporal de la planta de pastas

Aunque la compañía augura una mayor incertidumbre en el comportamiento de la demanda futura en el mercado del tabaco, por lo que las previsiones de su negocio más destacado son igualmente dudosas. La actividad que esperan que mejore en los próximos meses es la venta de papeles para la industria.

Ante este escenario, Miquel y Cosas reconoce que tendrá que parar temporalmente la planta de pastas. Eso sí, no ha concretado cómo se realizará los “nuevos ceses transitorios de la actividad”. Este producto se fabrica en Tortosa (Tarragona).

De forma paralela, la firma completará los procesos de homologación de los productos que salgan de la nueva factoría de Terranova, situada en La Pobla de Claramunt (Barcelona), para alcanzar flujos de caja positivos en los primeros meses de 2014.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad