Mitsubishi, como Volkswagen, falseó las emisiones de sus coches

stop

La marca japonesa manipuló la presión de aire de los neumáticos para dar mejores resultados de eficiencia y consumo en los test

El presidente de Mitsubishi, Testuro Aikawa, en rueda de prensa en Tokio / Reuters

Barcelona, 20 de abril de 2016 (11:06 CET)

No es un dieselgate porque la trampa era mucho más chapucera, consistía en subir la presión de los neumáticos en los test, pero como Volkswagen, Mitsubishi también ha falseado sus datos de emisiones contaminantes. Así lo ha admitido este miércoles la marca japonesa, que ha cifrado en 625.000 coches su engaño.  

Mitsubishi manipuló el proceso de prueba del consumo de combustible de estos minivehículos de forma que los resultados de los test reflejaron unos datos de eficiencia energética mejores que los reales, admitió el presidente de la compañía, Tetsuro Aikawa, en una rueda de prensa en Tokio.  

El engaño se realizó mediante una modificación de la presión del aire aplicada a los neumáticos, lo que repercutió en los datos sobre consumo de combustible proporcionados por la empresa a las autoridades niponas sobre cuatro modelos de minivehículos comercializados en Japón.

Cuatro modelos afectados

La manipulación afecta a unas 157.000 unidades de los modelos ek Wagon y ek Space producidos por Mitsubishi desde 2013, y a otras 468.000 unidades del Dayz y el Dayz Roox, ambos producidos de forma conjunta por esta compañía y comercializados por Nissan.

Mitsubishi halló los datos erróneos tras llevar a cabo una investigación interna, y cuyos resultados han sido trasladados a las autoridades niponas, según anunció el presidente. "Seguiremos investigando qué ha pasado y quiénes son los responsables", aseguró, y añadió que la compañía ha encargado la formación de una comisión de investigación independiente.

La marca ha decidido detener la producción y comercialización de todos los citados modelos, y ha pedido "sinceras disculpas" a los consumidores afectados, para los cuales la empresa estudia ofrecer compensaciones. Además, va a revisar los datos sobre consumo energético de otros modelos exportados al extranjero, y cuyos procesos de prueba varían según cada legislación nacional.

Caída del 15% en bolsa

El fabricante nipón se desplomó este miércoles más de un 15% en la Bolsa de Tokio tras anunciar su convocatoria de prensa sobre irregularidades en sus controles de emisiones contaminantes, lo que supone su mayor caída desde julio de 2014.

Los minivehículos (aquellos con motores inferiores a los 660 centímetros cúbicos) son muy populares en el mercado japonés gracias a sus bajos costes de mantenimiento, su tamaño reducido y su gasto de combustible a priori más eficiente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad