Apple se estrella con el iPhone (y China da la 'puntilla'). EFE

Movistar, Orange y MásMóvil pinchan en la vuelta a la venta de móviles

stop

Tres de los cuatro operadores confiesan que la venta de móviles ya no es un negocio boyante

Barcelona, 30 de julio de 2019 (04:55 CET)

Hace tiempo que los operadores de telefonía volvieron a reactivar la venta móviles, pero las condiciones del mercado impiden exprimir el sector tanto como antes. A la desaparición de las subvenciones, se une la fuerte competencia de tiendas especializadas y el cambio de hábitos de los usuarios, que tardan más en reemplazar sus terminales y optan por modelos más baratos.

La evolución del sector ya se puede cuantificar al observar las cuentas de las compañías durante la primera mitad de año. Movistar, Orange y MásMóvil, tres de los cuatro operadores de telefonía del mercado, sufrieron un hachazo a los ingresos de sus ventas por terminales durante los seis primeros meses de 2019.

Así, de manera conjunta, se dejaron aproximadamente 184 millones de euros respecto al semestre de 2018. Se reparten entre Telefónica (12 millones), que apenas cede un 7,2% y cuya división es residual en sus ingresos totales; Orange (154 millones), que cae el 9,7%, y MásMóvil (18 millones), que cae con más fuerza que el resto al perder el -14,75%.

Los datos de Vodafone, la compañía que completa el listado de operadores importantes en España, son imposible de conocer en sus cuentas porque nunca envía esta información a sus inversores. 

Un cúmulo de factores

El primer motivo de la caída de la venta de móviles es la creciente competencia, que ha reducido el pastel de las telecos en la venta de móviles a un tercio del mercado, cifra todavía a tener en cuenta. Cadenas como El Corte Inglés, Mediamarkt o Fnac son rivales que pueden competir en precios y poner en aprietos al resto por su política comercial. Los datos de Kantar apuntan a que fueron los más beneficiados desde la desaparición de las subvenciones.

"Estas tiendas especializadas han más que duplicado su peso en el mercado de telefonía móvil en un solo año y ya concentran una cuarta parte de las compras de móviles realizadas en abril", explicaban desde la consultora hace cinco años.

La estrategia ahora, como hace Orange o Telefónica, es dejar de dar móviles gratis y pasar a asumir parte del coste del dispositivo a cambio de ganar el contrato del servicio de comunicaciones con el cliente. 

Otro es el factor iPhone. Es el dispositivo más preciado por las compañías, porque saben que sus usuarios son más fieles que el resto y pescarles tiene más valor. Las ventas del buque insignia de Apple, cuyo precio es muy superior al de parte de los competidores (supera la barrera de los 1.000 euros), se ha resentido —se anotó una caída de ventas global del 15%— ante la aparición de alternativas de medio y bajo coste.

Es lo que se comprueba al analizar los datos del mercado, en los que se aprecia una fuerte presión a la baja en los precios ejercida por Xiaomi o Huawei, que han ido ganando cuota de mercado en este tiempo hasta consolidarse como cuarto y tercer operador, respectivamente. 

El último de los motivos está en los hábitos de consumo: los españoles, al igual que el resto de europeos, tardan cada vez más en cambiar su móvil. El ciclo de vida medio de un smartphone en 2016 (útltimo año analizado) fue de 20,5 meses, cuatro meses más que en tres años antes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad