El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. EFE/Emilio Naranjo

Naturgy apunta a una reducción de plantilla por el recorte de la CNMC

stop

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, asegura que ajustarán las inversiones y la plantilla a la nueva remuneración a la distribución del gas

Madrid, 05 de febrero de 2020 (12:09 CET)

El recorte de lo que cobran las empresas energéticas por hacer llegar la electricidad y el gas hasta los clientes ha sido su gran batalla en los últimos meses. Las gasísticas siguen en ello, y Naturgy es la principal afectada, por lo que ha abanderado la lucha contra la nueva remuneración dictaminara por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC). Ahora, a las puertas de saber las cifras exactas, la compañía se plantea incluso reducir plantilla.

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, ha admitido este miércoles en la presentación de resultados de 2019 que la compañía ajustará la plantilla en función del recorte de Competencia a su filial de redes en España, Nedgia. La información que se conoce, y que está a punto de obtener la aprobación definitiva por parte del Consejo de Estado, habla de un recorte del 9,6%, que restaría unos 500 millones a la empresa de origen catalán entre 2021 y 2026. Pese a ello, su presidente ha preferido no referirse a esta cifra hasta que no sea firme.

“Hasta que no sea definitivo, siempre hay esperanza”, ha bromeado Reynés, y en esas se ha mantenido pese a las reiteradas preguntas acerca de qué hará si se consuma ese hachazo y de qué impacto tendría en sus cuentas. Pero sí que ha querido dejar claro que supondrá recortes en la estructura de la compañía, concretamente de Nedgia.

“Obviamente, adaptaremos nuestro nivel de inversión al nivel de remuneración. Como administrador de un dinero que no es nuestro, debemos invertir aquello que se recupera. Y en función de las circulares, veremos”, ha explicado. El mismo argumento ha usado para hablar de posibles afectaciones en la plantilla: "En función de la inversión, tendremos que dimensionar la plantilla que corresponda”. No obstante, en ningún momento ha hablado de un ERE.

Recortes sobre recortes en Naturgy

Nedgia ya inició recortes el año pasado, cuando la CNMC empezó a sacar a consultas públicas las primeras circulares que reducen la remuneración a la distribución y transporte de gas y electricidad. Muchas empresas protestaron y amenazaron con los tribunales, pero la más beligerante fue Naturgy. Las otras dos grandes afectadas, REE y Enagás, controladas por el Estado, mantuvieron un perfil más discreto.

El propio Reynés anunció que congelaban las inversiones en crecimiento de redes hasta que se aclarara el hachazo: en el conjunto de 2019, bajaron un 39%, de 194 a 119 millones de euros, descenso que se concentró en la segunda mitad del año. Y así siguen hasta nueva orden.

También decidieron mandar a casa a los 300 empleados de Nedgia, aunque con un permiso retribuido, lo que evitaba el ERE. Ahora son 200 los que no trabajan, de forma rotatoria, al menos hasta final de febrero. La diferencia ahora es que cuando la nueva remuneración sea definitiva, aunque entre en vigor en 2021, el recorte de inversiones y de plantilla también lo será.

El negocio de redes de gas en España reportó a Naturgy unos ingresos de 1.237 millones en 2019, el 1,4% menos. Sin embargo, la reducción de las inversiones y los gastos de personal propiciaron que su ebitda subiera el 5,8%, hasta los 935 millones, y el beneficio operativo ascendiera el 12,4%, hasta los 634 millones. Así, ganó 70 millones más que prácticamente paliarían el recorte de la CNMC, que se calcula en unos 83 millones anuales.

El recorte de Competencia al gas

La CNMC calculó inicialmente un recorte del 17,8% de la retribución de las redes de gas. Cuando debía aprobarlo para enviarlo al Consejo de Estado, en noviembre, dio marcha atrás y lo dejó en stand by. Finalmente, redujo el impacto y suavizó algunas condiciones para las empresas. Lo hizo después de que todos los afectados y varios fondos de inversión, especialmente los de Naturgy, se reunieran con técnicos y directivos de Competencia para dejarles claro su desacuerdo.

El recorte aprobado en enero respecto a la retribución actual de la distribución de gas es del 9,6%. Las empresas cobran de media unos 1.480 millones al año, que pasarán a 1.283 para el periodo de 2021 a 2026. En total, la retribución en los seis años que abarcan las circulares será de 7.698 millones, mientras que en el último sexenio fue de 8.520. Por lo tanto, el hachazo es de 822 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad