Nestlé entra de lleno en el mercado de la comida barata

stop

El fabricante suizo asegura que mantendrá los precios y la calidad de sus productos tradicionales, pero crea nuevas categorías como masas para pizzas de bajo coste, cremas y salsas

Bernard Meunier, director general de Nestlé.

21 de junio de 2012 (14:57 CET)

Ante un mercado de alimentación que podría entrar en contracción este año, la multinacional Nestlé, que ha hecho bandera de productos de calidad y de innovación constante, no ha podido hacer la vista gorda ante el creciente aumento de las marcas blancas. La empresa se mantiene en la línea de que continuará invirtiendo en investigación y productos novedosos pero también reforzará los de bajo coste como masa de pizzas pequeñas, bases de tomate para pizzas, cremas congeladas, productos de la marca “Directo al horno” y obleas.

Los productos populares de bajo coste ya suponen el 10% de la facturación global de Nestlé España, es decir, unos 200 millones de euros anuales. “En el comienzo de la crisis, hace cuatro años, estos productos no llegaban al 5% de nuestra facturación. La categoría tiene un crecimiento superior a nuestras ventas globales. Lanzamos nuevas marcas pero no entraremos en guerra de precios porque es un círculo vicioso que destruye empleos y calidad”, explicó el director general para España, Bernard Meunier en una presentación a la prensa antes de comer el nuevo helado de Nestlé.

150 millones de inversión


Pero la multinacional quiere dejar claro que no está descuidando la innovación que le permite mantener productos de calidad. La empresa invertirá 100 millones en la ampliación y la mejora de procesos en fábricas de Valladolid (que produce ultracongelados y culinarios refrigerados), Galicia (leche condensada) y Girona (café y cápsulas monodosis).

Además de las cremas congeladas para microondas, la empresa también la lanzado una línea de alimentación infantil para niños de entre 1 y 3 años y prepara el lanzamiento de otras categorías. Un helado que se pela como un plátano (el Pirulo Banano, que el director general dejó a medias en el plato durante la degustación), dósis de Nescafé 3 en 1 (café, leche y azúcar en una bolsa para ser vertida en agua caliente), y bombones de crème brulée y las sorprendentes tabletas de chocolate rellenas de kikos son algunos de los nuevos productos que ha presentado la empresa para este año.

Pese al estancamiento de mercado, la empresa estima un crecimiento de facturación en España de entre el 1% y el 4%. El año pasado facturó 2.000 millnes de euros, un 9% más que el ejercicio anterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad