Nissan BCN paga los sueldos más elevados del sector

stop

La compañía quiere adaptar el salario a la competitividad de la industria española

Presentación de la furgoneta e-NV200 en la factoría de Nissan de la Zona Franca de Barcelona

03 de enero de 2013 (14:32 CET)

La planta de Nissan en la Zona Franca (Barcelona) paga los sueldos más elevados del sector de la automoción en España. Este es el motivo principal por el que la compañía quiere aprobar un nuevo plan salarial acorde con la competitividad del resto de la industria española. Está dispuesta a negociar con los sindicatos el cómo, pero no el qué.

Fuentes de la multinacional japonesa aseguran que sin el ajuste salarial, Barcelona podría perder la producción del nuevo turismo a partir del próximo año. Un vehículo compacto --el B12L-- que se fabricará en exclusiva para el mercado japonés, el más exigente en materia de calidad. Pero sin el cambio salarial, la producción se la podría llevar otra planta española o, incluso, francesa.

Máxima capacidad

Nissan es tajante al asegurar que mientras la planta catalana siga siendo la más cara de España, también será la menos competitiva. El coste de mano de obra es de 28 euros frente a la media de 22 euros en otras plantas como Renault. Es decir, un operario de Nissan Barcelona cobra 33.200 euros anuales frente al salario medio en el sector de 25.000 euros. La nómina está por encima de la ofrecida en Volkswagen, Mercedes o Seat.

La solución de Nissan es un plan de ajuste, o una doble escala salarial, en palabras de los sindicatos. La medida consiste en que los nuevos trabajadores entren cobrando 19.900 euros y en siete años alcancen los 29.900 sin una revisión del IPC. Los salarios de los trabajadores actuales no se reducirán, y con ello, la diferencia entre unos compañeros y otros será de hasta 7.500 euros.

Contrapartidas

La compañía también garantiza la permanencia de estos operadores con salarios superiores si se tuviera que aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE). Pero los sindicatos ponen sobre la mesa las contrapartidas que desde hace tiempo impone la empresa. La flexibilidad laboral basada en la reducción de días festivos, el incremento de la jornada laboral (46 horas más al año) o modificar el periodo de vacaciones. Condiciones que, según Nissan, se adaptan a la situación del mercado.

Medida controvertida

El representante sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en la planta de Barcelona, Raúl López, mantiene que la propuesta es ilegal, una opinión rechazada por la dirección. Según Nissan, el Tribunal Supremo avaló la medida en 2006, y subraya que en otras plantas, el mismo sindicato ha aceptado la misma propuesta.

En cambio, López asevera que la medida sólo es aceptable en el marco jurídico cuando la situación de la compañía lo requiere, y ese no es el caso de la planta de Zona Franca que funciona “a la perfección”. Por su parte, el secretario general de Unión General de Trabajadores (UGT), Josep Maria Álvarez, ha a apoyado este jueves a una consulta entre los empleados sobre el acuerdo con la empresa para mejorar la competitividad de la planta. Pero ha recordado que el sindicato rechaza firmar la propuesta de la dirección si se incluye una escala salarial de por vida.

200.000 unidades

Para la multinacional, la imagen del centro de Barcelona es “excelente”, pero también asegura que por cada día que pasa, el resto de plantas tienen más opciones. El proyecto que está en juego generaría 1.000 puestos de trabajo directos y otros 3.000 indirectos.

Además, el centro, que prevé una ocupación del 80% el próximo año, produciría unas 80.000 unidades más, sobrepasando los 200.000 coches al año. Pero sin acuerdo, la empresa asegura que la planta se dirige a una muerte lenta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad