Los sindicatos piden al Govern que frene la nuevas medidas de Nissan en BCN

stop

LABORAL

Juan Carlos Gallego, secretario general de CCOO

21 de diciembre de 2012 (21:06 CET)

Nissan y los sindicatos se han sentado durante dos días a negociar las nuevas condiciones laborales que pide la dirección a cambio de proporcionar en 2014 otro turismo a la planta de la Zona Franca de Barcelona. Y aunque han podido consensuar el 95% de las propuestas, hay una que se resiste y que los sindicatos no aceptarán, o eso han asegurado. Se trata de la doble imposición salarial que afectaría a los nuevos trabajadores. Según el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) de Catalunya, Joan Carles Gallego, la medida es “ilegal”, por lo que insta al Govern catalán a tomar posiciones.

La multinacional japonesa quiere que los nuevos empleados cobren de entrada 19.900 euros frente a los 30.000 que actualmente percibe un trabajador en línea. La propuesta incluye que en siete años alcancen esos 29.000 euros anuales, pero la oferta tiene trampa, según los sindicatos. El incremento no incluye la previsión de la subida anual del 2% del IPC. Eso significa que la variación salarial con los compañeros será de 7.500 euros ya que en 2019 los nuevos cobrarán esos 29.000 euros, pero los antiguos percibirán unos 36.000 euros.

Alternativa sindical

El secretario general de la sección sindical intercentros de CCOO de Nissan, Raúl López, ha explicado la alternativa planteada. Aceptan que los nuevos entren cobrando 19.900 euros si al quinto año empiezan a cobrar el 100%. ¿Cómo justifican esta propuesta? Según cálculos del sindicato, en cuatro años la empresa se habría ahorrado 34 millones de euros con la doble escala salarial temporal, un ajuste suficiente para que la filial sea competitiva.

El secretario general de la Federación de Industria de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, ha asegurado que no realizarán un referéndum en la plantilla sin un acuerdo sobre la mesa. Y afirma que la empresa, que este viernes ha instado a mantener las negociaciones en los próximos días, en realidad no quiere llegar a un consenso final, sino que quiere prolongar un “chantaje” hacia la plantilla, tal y como vivieron hace menos de un año con la llegada del modelo pick up One Ton.

Ayuda del Govern

La situación parece encallada entre ambas partes, por lo que Gallego ha sido rotundo. Ha pedido a la Generalitat que actúe de manera concertada y que evite que Nissan cree un precedente al abrir la puerta a las multinacionales para que impongan una doble escala salarial de por vida aprovechándose de la crisis. Aseguran que están hartos de las negociaciones que llevan a cabo con la compañía estos últimos años.

En 2014, la fábrica de la Zona Franca de Barcelona dejará de ensamblar los modelos Pathfinder, Navarra y la furgoneta X83, comercializados bajo los nombres Opel Vivaro, Nissan Primastar y Renault Traffic. Que las negociaciones lleguen a buen puerto dependerá del margen de maniobra de las partes. Y a esto se le suma ver si CCOO --segunda fuerza sindical en la planta de Barcelona por debajo de Usoc-- logra esa unión con los representantes de los trabajadores de UGT de la que habló durante su X congreso. Entonces, incrementaría sustancialmente su fuerza ante la cúpula de Nissan en la negociación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad