El máximo ejecutivo de Nissan, Hiroto Saikawa, durante la rueda de prensa en la que explicó los detalles de la investigación contra Carlos Ghosn. EFE/ Jiji Press

Nissan desmonta a Ghosn: “Lo que vimos os sorprendería”

stop

El consejero delegado del fabricante japonés, Hiroto Saikawa, advierte en una carta interna que lo encontrado en la investigación interna era “intolerable”

Carles Huguet

Economía Digital

El máximo ejecutivo de Nissan, Hiroto Saikawa, durante la rueda de prensa en la que explicó los detalles de la investigación contra Carlos Ghosn. EFE/ Jiji Press

Barcelona, 23 de noviembre de 2018 (14:28 CET)

En la cúpula de Nissan son tajantes. “Lo que encontramos en nuestra investigación interna es intolerable”, reza una carta enviada por el consejero delegado del fabricante, Hiroto Saikawa, a los empleados. El fabricante nipón trata de cerrar todas las puertas al expresidente Carlos Ghosn, cesado este jueves, y defenestrado de la empresa tras una investigación por presunta evasión fiscal.

En la nota a la que ha tenido acceso Les Échos, el dirigente advierte a los trabajadores que “se sorprenderían si vieran los resultados” de la auditoría. “Los expertos a los que preguntamos nos dijeron que las conclusiones del informe son en gran medida suficientes para justificar el despido”, señala el ejecutivo. Y añade: “Se están realizando registros en algunos puestos de trabajo, sed completamente colaborativos”.

El objetivo final de Saikawa pasa por "minimizar las consecuencias de la crisis en la operación". Además, reafirma su teórica a puesta por la alianza con Renault y Mitsubishi: "Los acontecimientos no deberían tener ningún impacto en nuestra asociación, pero haremos nuestro mejor esfuerzo para estabilizar las relaciones entre los tres grupos", zanja.

Nissan aprobó el despido de Ghosn el pasado jueves. Renault lo mantiene "temporalmente impedido"

El directivo nipón lamentó en una rueda de prensa celebrada de urgencia el mismo lunes, el día en el que se conoció la detención de Ghosn, que tanto poder "concentrado en una sola persona llevó a la mala conducta". Ahora, en la nota habla de "resentimiento". "Todavía no he digerido el caso", asegura ante la plantilla.

Con una caída bursátil superior al 5% desde que la posible evasión fiscal salió a la luz, Saikawa trata de garantizar la reputación de Nissan. "Tras la conferencia en Tokio fui a visitar el museo  de la marca y todavía era hermoso. A pesar del anuncio, la gente paseaba y disfrutaba de la visita. La imagen de Nissan jamás será destruida".

Comunicados a parte, la marca japonesa despidió a Ghosn el jueves tras dos décadas como presidente. Contrasta con la moderación que tuvo el consejo de Renault al afrontar el caso. El grupo galo mantiene al brasileño en la presidencia pero "temporalmente impedido" de sus funciones ejecutivas", explicó la propia empresa en un comunicado emitido el martes.

La batalla interna con Renault

Según informó el miércoles el Financial Times, Nissan quiere aprovechar la salida del ejecutivo brasileño para ganar poder en la alianza Nissan-Renault. Si el fabricante japonés es ostensiblemente mayor que su socio francés --sus ventas son el 60% más--, es el pez pequeño quien controla el grupo, pues puede hasta nombrar dirigentes en la propia firma nipona.

De hecho, Ghosn planteaba hacer "irreversible" la alianza entre las dos empresas, que ya poseen paquetes accionariales cruzados. Si bien durante la primavera hubo rumores de la negociación de una fusión, el propio Ghosn matizó a Reuters que la unión era poco probable antes de 2020.

"Si estuvo haciendo algo inapropiado durante muchos años, probablemente alguien debió saberlo o por lo menos sospecharlo antes", se preguntaba John Shook, consejero delegado del Lean Enterprise Institute y experto en el sistema empresarial japonés, en una conversación con Bloomberg. El analista prosiguió en su desconfianza. "La noticia plantea varias preguntas en términos de timing, pues llega después de la recomendación de Ghosn de una fusión completa entre Nissan y Renault, algo que quizás hay mucha gente que no quiere que ocurra", señaló.

Más precavida se mostró la analista independiente Maryann Keller. "Si alguna vez se produce una fusión, dentro de Renault existiría la expectativa de que uno de sus líderes la presida, algo que sería inaceptable para Nissan", admitió. Pero añadió: "No considero esto como un contraataque desde Japón. Si hizo lo que hizo, traspasa los límites éticos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad