Novartis pierde la batalla contra un genérico y sienta precedente en la 'guerra de patentes'

stop

FARMACÉUTICAS

02 de abril de 2013 (00:54 CET)

La farmacéutica Novartis acaba de perder una batalla judicial sobre patentes que supone un precedente sin igual en el sector. Un tribunal de la India, uno de los principales países productores de medicamentos genéricos, ha fallado en contra de la compañía suiza en su demanda por los derechos del Glivec, un anticancerígeno que a precio de mercado cuesta 2.000 euros por paciente al mes. La decisión permite al gigante asiático mantener la producción de la medicina y su venta a un precio asequible: 156 euros.

El Tribunal Supremo de la India ha rechazado la patente de Novartis porque el mesilato de imatinib es una modificación de un producto anterior y sus propiedades no han cambiado lo suficiente, según las palabras del abogado de la defensa, Anand Grover, que recogen varios medios de comunicación. "El compuesto no satisface las pruebas de novedad e invención que requiere la legislación india", ha asegurado.

Repercusión


Médicos Sin Fronteras (MSF) había alertado que, si Novartis ganaba este juicio, las patentes se concederían más ampliamente en la India, algo que bloquearía la competitividad entre productores que hace que bajen los precios. Un golpe de gracia para ONGs que trabajan con estos productos. Por ejemplo, la propia MSF depende en un 80% de los medicamentos indios para la lucha contra el sida.

Por su parte, Novartis ha señalado que la denegación de la patente de Glivec es negativo para al desarrollo de la investigación científica. "Creemos que la innovación original debería ser reconocida mediante patentes para incentivar la inversión en innovaciones médicas", ha indicado Ranjit Shahani, vicepresidente y director gerente de Novartis India, para luego añadir que: “Esta sentencia es un revés para los pacientes y dificulta los avances contra enfermedades sin opciones de tratamiento efectivas”

Batalla judicial

La multinacional suiza empezó la batalla por la patente de Glivec en la India hace siete años sin suerte. Los sucesivos tribunales del país asiático han rechazado sus apelaciones.

Novartis ha conseguido registrar la patente de Gliver en 40 países. Gracias a ello, el medicamento generó 4.000 millones de beneficios en todo el mundo en 2011. Sin embargo, la compañía ha asegurado que distribuye el tratamiento sin coste alguno al 95% de los pacientes en la India, lo que supone más de 16.000 pacientes.

La India y los genéricos

Desde los años 70, la India dejó de conceder patentes de medicamentos para impulsar fármacos baratos que llegasen hasta las capas más bajas de la población. Esta situación sufrió algunas restricciones en 2005 para cumplir con la normativa de la Organización Mundial del Comercio(OMC).

No obstante, el gigante asiático continuó ofreciendo muchas posibilidades para los productores de genéricos. Esta situación ha convertido a la India en el segundo productor y primer exportador mundial de genéricos
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad