El consejero delegado de OHL, José Antonio Fernández Gallar.

OHL ya ve los fantasmas de sus proyectos fallidos

stop

La constructora pierde un laudo en la Comercial Court de Londres por el arbitraje existente contra Qatar Foundation por el hospital de Sidra

Barcelona, 03 de octubre de 2019 (14:59 CET)

OHL vuelve a abrir una carpeta que consideraba cerrada. Si la constructora participada por el Grupo Villar Mir tuvo que anotarse unas pérdidas de 1.529 millones de euros en 2018 por el agujero generado por proyectos fallidos, la cúpula de la empresa creía que ya no serían necesarios más ajustes. El temor aparece ahora de nuevo tras el revés sufrido en la Comercial Court de Londres por el arbitraje existente contra Qatar Foundation por el hospital de Sidra.

La cotizada que dirige José Antonio Fernández Gallar vio como el tribunal rechazaba su impugnación del laudo contra la fundación asiática. Ahora, la joint venture participada por OHL reclama 348 millones a su cliente, que contraataca con una petición de 1.134 millones de euros.

La compañía tiene el reconocimiento de que la obra se ejecutó al 95%, por lo que confía en que la factura sea finalmente mucho más baja, en el caso de que le toque pagar. Además, la corte tampoco se pronunció sobre las posibilidades del cobro de las cifras reclamadas. “No existe condena alguna”, advierte.

Pero el hospital catarí no es el único conflicto que tiene abierto la constructora española. En la mochila también lleva proyectos como el metro de Doha (Catar), el hospital de Chum (Canadá) y el túnel de Marmaray (Turquía) que, según las mismas fuentes, hacen desconfiar al mercado.

Como respuesta, desde OHL recuerdan que existen reclamaciones cruzadas en mucho de estos proyectos. De este modo, tanto les puede salir a pagar como pueden recuperar dinero, añaden.

Pero a pesar del mensaje de calma, la banca tiene ya el ojo puesto en los proyectos fallidos, tal y como explicaban fuentes financieras a Economía Digital en julio. Se confía en el nuevo equipo gestor y se asume que el ejercicio 2019 se cerrará en pérdidas, pero son conscientes de que podrían llegar nuevos golpes que a priori deberían estar ya olvidados.

Nueva patada a seguir con los avales 

El otro frente abierto de Fernández Gallar es la renovación de los avales bancarios, necesarios para poder presentarse a concursos. La compañía tiene la intención de elevar la cantidad desde los 300 millones hasta los 450 millones de euros.​ No obstante, el acuerdo con el pool bancario que capitanea Banco Santander se resiste a firmar el acuerdo definitivo.

La solución hasta el momento ha sido prorrogar las garantías de trimestre en trimestre --la última vez este mismo septiembre-- hasta llegar a un pacto definitivo. Fuentes financieras se muestran "optimistas" siempre que son consultadas, pero lo cierto es que el sí definitivo todavía no se ha dado.

 

Hemeroteca

OHL
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad