Ojo al pinchazo de la burbuja de Técnicas Reunidas

stop

LOS BAJISTAS TRIPLICAN POSICIONES EN CUATRO MESES

Planta de refino de Técnicas Reunidas

desde Madrid, 11 de noviembre de 2015 (15:40 CET)

Técnicas Reunidas, la multinacional de ingeniería de plataformas petrolíferas, va como un tiro. La empresa controlada por la familia Lladó con el 37% de su capital, a través de Araltec y Aragonesa Promoción de Obras y Construcciones, sigue firmando contratos. Su cartera de pedidos se encamina hacia los 10.000 millones de euros, sus ingresos crecen al 30%, los beneficios los hacen por encima de los dos dígitos y tiene en caja más de 400 millones.

Datos inapelables para que los inversores no tuvieran dudas de entrar a saco en la compañía  y llevar la acción a superar los máximos de 48 euros registrados el pasado mes de junio.

Y lo están haciendo, sí, pero no con ese objetivo, sino con el de que la cotización caiga por entender que los riesgos del mercado resultan excesivos. Posiciones cortas que, con el arreón apreciado en los primeros días de noviembre, rondan ya el 11% del capital, equivalente a 240 millones de euros a precios actuales. Tres veces más de lo que representaban hace cuatro meses, cuando estas compras bajistas se situaban en el 3,5%.

Inversores en alerta por los riesgos

Los comentarios vertidos por la empresa presidida por José Lladó el pasado 31 de julio, en la presentación de resultados al cierre del primer semestre, sobre los riesgos existentes en relación a la caída del crudo, ponían en alerta a estos inversores.

"La crisis financiera internacional ralentiza la adjudicación y arranque de los proyectos, al requerir plazos superiores para obtener la financiación de algunos proyectos", reconocía la compañía.

También dejaba caer el hecho de que "la caída del precio del petróleo puede influir en los plazos de adjudicación de nuevos contratos, por las prioridades de inversión de los clientes según los costes de producción de los proyectos".

Conflictos geopolíticos, competidores y contratos

Al margen de la caída del precio del petróleo y del replanteamiento de las inversiones, la multinacional española desconfía de los conflictos geopolíticos, como el vivido este año con las sanciones a Rusia por su crisis con Ucrania, o de esos nuevos competidores de origen asiático, sobre todo coreanos, que ofrecen grandes descuentos sobre los precios del resto de contratistas.

Pero, a pesar de todos estos riesgos latentes, los contratos no paran de llegar, engordando esos pedidos hacia un monto que se acerca a los 10.000 millones de euros. Gracias a adjudicaciones de calibre, como la ejecución del proyecto de las unidades de proceso de la nueva refinería de
Al-Zour, que será la refinería de mayor capacidad de Oriente Medio, en la que la empresa de los Lladó es el principal socio con una participación en el consorcio del 50%.

Además, a fi­nales de sep­tiembre, Abu Dhabi Oil Company en­cargaba al grupo de la familia Lladó la estructura necesaria para la pro­duc­ción tem­prana de crudo en la Isla de Mubarraz, por im­porte de 310 mi­llones de dó­lares.

Y hace un  mes, a me­diados de oc­tu­bre, la mul­ti­na­cional Sasol le adjudicaba, por 150 millones de euros, la construcción de plantas de al­cohol de Guerbet y de eto­xi­la­ción del com­plejo pe­tro­quí­mico Lake Charles en Luisiana, por im­porte de 150 mi­llones de eu­ros.

Dudas sobre los ingresos

Son cientos de millones que Técnicas Reunidas ya tiene apalabrados, pero habrá que ver si, a medio plazo si, los ingresos siguen llegando o si, por el contrario, estos se resienten. La decena de fondos oportunistas parece claro que han decidido que esta segunda opción tiene predicamento.

Marshall Wace –un clásico en posiciones bajistas en las grandes españolas– entró a corto en e Técnicas Reunidas hace justo tres meses, a mediados de agosto. Lo hizo con un inicial 0,52% del capital, pero esta semana ya lo ha incrementado hasta el 2,13%.

En la misma línea se enmarca la estrategia de Discovery Capital, que comenzó la andadura a corto a finales de septiembre en el 0,77% y, en menos de un mes,  lo elevó al 1,81%. Por encima del 1% también están situados Thunderbird y la banca suizo de inversión UBS. Entre los que acaban de entrar este mismo mes de noviembre se encuentra Bluecrest Capital, con un inicial 0,62%, porcentaje similar al que mantienen Man Investiment o Blackrock.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad