Sede neoyorquina del fondo Blackrock, que tiene presencia en al menos 21 de las 35 compañías del IBEX

Blackrock especula con los 13.000 millones que valen sus acciones en 17 empresas del Ibex

stop

RIESGO CONTROLADO HASTA QUE DEJA DE SERLO

Juan Carlos Martínez

Sede neoyorquina del fondo Blackrock, que tiene presencia en al menos 21 de las 35 compañías del IBEX

desde Madrid, 05 de octubre de 2015 (14:59 CET)

Salvo en Inditex, Blackrock, la mayor gestora de fondos y también de deuda por activos del mundo, hace y deshace a su antojo con compras y ventas sobre los principales valores del Ibex 35 donde su presencia resulta significativa.

Y el pasado mes de septiembre estas operaciones fueron especialmente relevantes para entender los vaivenes acaecidos en el parqué español, al margen de las tensiones internacionales provocadas por las dudas sobre las economías de China y los países emergentes de Sudamérica, sobre todo Brasil.

6.000 millones en Santander y BBVA

Actualmente, tras los últimos movimientos, los 13.000 millones que valen las acciones de la macrogestora estadounidense, en 17 de las empresas del selectivo de la bolsa española, representan casi el 4% del valor por el capitalizan esas empresas, por un total de 332.000 millones de euros.

Casi la mitad lo tiene invertido Blackrock en los dos grandes bancos, Santander y BBVA, con compras y ventas en torno al 5% del capital de ambas entidades.

Aunque la actualización de los datos llega a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suele llegar con unos días, o incluso semanas de retraso, cuando lo hace basta ver el día en que se produjo la operación notificada para hallar las razones por las que el selectivo subió o bajó de manera relevante en esa jornada.

Movimientos a destajo en septiembre

En ese mes de septiembre, la gestora estadounidense presidida por Larry Fink –al que algunos grandes inversores han empezado a acusar a ser el causante de estar generando una espiral diabólica de ingeniería financiera gracias a los tipos tan bajos existente– fue pródiga en comprar y vender acciones en esas 17 empresas del Ibex de las que es uno de sus principales accionistas.

E incluso de hacerlo en algunas –ya es el rizar el rizo– tomando posiciones a corto, como en Abengoa, DIA, Técnicas Reunidas o Banco Popular, de manera que suba o baje la acción siempre obtiene plusvalías.

Misma estrategia

En el caso de los dos grandes bancos españoles, la última decisión de Blackrock ha sido la de comprar acciones del Santander y vender las del BBVA, en una estrategia que lleva siguiendo al unísono desde finales del pasado mes de abril, cuando superó, en ambos casos, el umbral del 5% del capital, convirtiéndose en accionista de referencia. Hasta ese momento, la gestora estadounidense se había mantenido por debajo del 5% desde diciembre de 2009, cuando entró por primera vez en el capital de ambos bancos.

Ahora, desde abril, un mes vende acciones del Santander y compra las del BBVA, y, al mes siguiente, al revés. Operativa que le permite sacar plusvalías en las ventas después de haber promovido las compras. Siempre, eso sí, en el entorno del 5%.

En agosto, una semana después de vender 8,6 millones de acciones del Santander por 53 millones de euros, cogía parte de las plusvalías obtenidas para comprar, por casi 27 millones de euros, otros 4,3 millones de títulos de la entidad presidida por Ana Botín.

Doble juego con el Popular

Al margen de los dos grandes bancos, Blackrock atesora casi el 10% de los 7.000 millones de euros restantes en empresas del Ibex en otras tres entidades financieras: Sabadell, Popular y Bankinter. En los tres casos, la misma estrategia que con los grandes, salvo que en lugar de moverse en torno al 5% del capital, como con Santander y BBAVA, lo hace en el 3%.

No obstante, en esta estrategia ha introducido una novedad en el caso del Popular, la de haber entrado en una dinámica perversa. Además de mantenerse como accionista de la entidad presidida por Ángel Ron, el fondo ha decidido situarse en posiciones cortas, entrando en esta operativa a mediados de agosto con el 0,53%, comprando los títulos a 4 euros con vistas a que bajen al cabo de unos meses. De momento, la estrategia le sale. Ahora, el Popular se mueve en 3,4 euros, un 15% menos.

Estabilidad en Iberdrola, Telefónica y Sacyr

Jugar este doble juego, de ser accionista de una entidad y, a la vez, apostar a que el valor se deprecie, lo lleva haciendo Blackrock desde hace tiempo en la distribuidora DIA. Junto al 3,1% de su capital que ostenta desde febrero del presente, ha ido situándose a corto hasta alcanzar la pasada semana el 1,4% del capital.

En esa barrera del 3%, arriba y abajo, también se mueve Blackrock con las acciones de Ferrovial, Amadeus, Gamesa, Grifols y Repsol, mientras que desde 2013 mantiene invariables sus respectivas participaciones en Iberdrola, Sacyr y Telefónica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad