Orange reduce ingresos por la guerra de tarifas (y el fútbol no suma)

Orange reduce ingresos por la guerra de tarifas

stop

El operador naranja redujo sus ingresos residenciales en servicios móviles y fijos hasta septiembre

Madrid, 29 de octubre de 2019 (11:55 CET)

Hace tiempo que el consejero delegado de Orange en España, Laurent Paillassot, advierte que el sector de las telecomunicaciones en el mercado nacional es muy agresivo. Los resultados del tercer trimestre de la filial española, presentados este martes, lo demuestran. Pese a aumentar sus clientes de televisión por el fútbol, la facturación total de la compañía descendió por segundo trimestre consecutivo.

Orange España ingresó 3.934 millones de euros en los nueve primeros meses del año, anotándose un descenso interanual del 1,2%, con caídas generalizadas de los ingresos medios por cliente en todo el ámbito residencial.

Así se desprende de la información financiera difundida este martes por la operadora francesa, la primera con actividad en España que presenta resultados trimestrales y que deja entrever las dificultades que atraviesan la empresas del sector en un clima de fuerte competencia en el mercado español, especialmente en el ámbito residencial de bajo y medio gasto, en el que operadores low cost como MásMóvil arrasan mes a mes en portabilidades.

Tras haber crecido ininterrumpidamente durante los cuatro años anteriores, la facturación de Orange cayó en España por primera vez en el segundo trimestre del año un 0,6% interanual. El descenso se ha agudizado este último trimestre hasta el 2,5%, para quedar en 1.310 millones ingresados entre julio y septiembre.

El resultado no ha podido ser reparado por el buen resultado comercial del fútbol, que han favorecido que Orange para incrementar en 47.000 los contratos de televisión en el tercer trimestre. El operador naranja apostó por competir en su televisión de pago, Orange TV, con Telefónica, el otro operador que emite Liga, Champions y Copa del Rey en su plataforma.

Presión comercial

Estos descensos se deben, según explica la compañía, que compite con Vodafone por ser la segunda de España, a la presión comercial que el conjunto del mercado español está sufriendo en los segmentos bajo y medio.

La compañía logró aumentar sus ingresos en líneas fijas en un 1 % interanual en nueve meses, hasta 374 millones (aunque en el tercer trimestre facturó un 3,4 % menos) y en servicios mayoristas los elevó un 14,4 % hasta 660 millones, mientras que el resto de sus áreas negocio acumularon retrocesos.

La otra prueba de que Orange sufre por el low cost: su cliente paga de media un 4,7% menos

Así, en móviles la facturación cayó el 5,5 % en nueve meses, hasta 877 millones (tras un descenso del 7 % entre julio y septiembre), pese a que la base de clientes se elevó un 1,56 % interanual hasta 16,38 millones (de los que el 66% son de 4G).

Ello se debe a que los ingresos medios por cliente de telefonía móvil (lo que se conoce como ARPU) descendieron el 4,7% hasta 12 euros mensuales (15,5 euros entre los clientes con contrato).

Menos clientes convergentes

En servicios convergentes, aquellos que comercializan juntos accesos móviles, fijos y de televisión, se anota un retroceso de la facturación del 2,1% en nueve meses (hasta 1.567 millones) y del 3,9 % en el tercer trimestre (hasta 518 millones).

Su base de clientes convergentes, aquello que aportan más dinero a las cuentas de la compañía, se situó en 3,04 millones. Se trata del 2,65 % menos que hace un año. 

Por otro lado, la red de Orange da servicio a 2,77 millones de clientes de operadores móviles virtuales con los que ha alcanzado acuerdos, con lo que es la que más abonados y más datos móviles maneja de toda España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad