El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete.

La Telefónica de Pallete: 7.800 empleos menos en España en su mandato

stop

Telefónica, tras los planes de salidas incentivadas, ha pasado a tener una plantilla mucho más delgada

Madrid, 10 de septiembre de 2019 (13:08 CET)

Han pasado 1.250 días desde que José María Álvarez-Pallete fuera nombrado presidente de Telefónica en sustitución de César Alierta. Desde ese momento la compañía se puso en marcha para reducir deuda, desviando el foco en operaciones como las ventas de filiales. Pero durante el mismo tiempo la tijera ha pasado por la plantilla, que cuenta con 2.829 trabajadores menos en España, después de ejecutarse los planes de salidas voluntarias, y que podría llegar a reducirse en más de 7.800 si se cierra el plan de bajas incentivadas en el que trabaja la compañía.

Así, de acuerdo a datos internos que Telefónica facilita cada año en su informe de gestión al cierre del ejercicio, Álvarez-Pallete ha pasado durante su mandato de tener una plantilla de 33.440 trabajadores en el mercado nacional a emplear a 30.611 a 31 de diciembre, con una rebaja de plantilla que rondaría ya el 8,5%, pero que no se quedaría ahí.

La reducción podría ser mayor si se confirma el nuevo plan de salidas incentivadas que Telefónica ha lanzado a los sindicatos. La operadora ha adelantado una propuesta de prejubilaciones para mayores de 53 años. Los empleados que opten por dejar la empresa recibirán un 68% del salario bruto hasta su jubilación, manteniendo algunos de los beneficios sociales, la antigüedad y recibiendo el pago de la Seguridad Social por parte de la empresa.

Telefónica propone ahora un plan de bajas incentivadas a mayores de 53 años

Este nuevo plan afectaría a cerca del 20% de la plantilla. Se calcula que queden afectados entre 4.000 y 5.000 empleados, una cifra que equivale a toda la plantilla que Telefónica tiene en otros países, como Colombia; si bien la compañía no ha confirmado la cifra de posibles desvinculaciones. Es por eso que, este nuevo plan, teniendo en cuenta el adelgazamiento que ha sufrido ya la plantilla, supondría una reducción de más de 7.800 trabajadores de Telefónica.

El anterior plan de bajas incentivadas supuso la salida de 6.500 empleados; el actual podrá afectar a 5.000

Esta fórmula ideada por Telefónica busca evitar un ERE, una salida mucho más traumática para la plantilla, como los que se llevaron a cabo en España entre 2003 y 2007 y entre 2011 y 2013. 

La plantilla también ha adelgazado a nivel internacional. En la documentación consultada se revela que, desde 2016 al de 2018, la plantilla se ha reducido en México (379), Perú (1.227), Chile (270) y Argentina (697), entre otros.

Los trabajadores, preocupados por Telefónica

El plan de salidas incentivadas que la compañía de telecomunicaciones habría trasladado a los sindicatos llegó un día antes de que el presidente Álvarez-Pallete reúna al consejo de administración antes de lo previsto para decidir qué plan trazar para mejorar la situación bursátil de Telefónica, que todavía no convence al mercado. 

A este respecto, los sindicatos trasladaron su preocupación el pasado viernes, al referirse a "los datos negativos del valor de la acción de Telefónica conocidos durante el verano", que "suponen una caída acumulada de más de un 13% en sólo dos meses".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad