Pimec reclama al TSJC que deje a las patronales demostrar su representatividad

stop

La organización que preside Josep González recurre la suspensión de la reforma de la representación y acusa a Foment de evitar que se mida la representatividad de las patronales

Xavier Alegret

Josep González, a la derecha, y Joaquim Gay de Montellà, a su lado, con Artur Mas y los líderes sindicales catalanes / EFE
Josep González, a la derecha, y Joaquim Gay de Montellà, a su lado, con Artur Mas y los líderes sindicales catalanes / EFE

Barcelona, 18 de febrero de 2016 (12:00 CET)

La representatividad de las organizaciones empresariales en Cataluña está absolutamente judicializada, con la expulsión de las mesas de negociación de la patronal Fepime, vinculada a Foment del Treball, y la posterior reforma de la representatividad recurridas y suspendidas cautelarmente por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). Pero esto no se queda aquí.

Después de que el TSJC haya dado la razón a Foment y Fepime, al menos cautelarmente, Pimec ha contratacado. La patronal de pequeñas y medianas empresas ha presentado un recurso al TSJC contra la suspensión cautelar de la reforma de la representatividad, dictada el viernes pasado, como avanzó Economía Digital.

La organización de pymes que preside Josep González ha anunciado este jueves la presentación de alegaciones para que el TSJC levante la suspensión y deje así a las patronales acreditar su representatividad real, como pretendía el decreto aprobado el septiembre pasado por el Govern.

"Un interés público"

"Pimec ha presentado un recurso delante la sala contenciosa del TSJC alegando que la determinación de la cuota de representatividad es un interés público que hay que preservar", ha indicado la patronal en un comunicado. La organización defiende que "hay que determinar la representatividad con criterios de objetividad y transparencia, para poder defender con legitimidad los intereses de las empresas, de las pymes y de los autónomos".

Si no se levanta la cautelar, "se estaría dando vía libre a situaciones que no tienen razón de ser en nuestro ordenamiento jurídico, como es considerar representativa una organización por silencio administrativo positivo", ha asegurado Pimec, en referencia a cómo Fepime, que representa a las pymes de Foment, consiguió su presencia en las mesas de concertación social con el Govern y los sindicatos.

Culpa a Foment de la judicialización

La patronal presidida por Josep González ha responsabilizado a Foment de la judicialización de la representatividad empresarial en Cataluña. "La judicialización de este proceso sólo responde al interés de otras organizaciones empresariales de evitar medir la representatividad", dice Pimec sin citar a la principal patronal catalana, que preside Joaquim Gay de Montellà.

La importancia de la representatividad en Cataluña radica en que da derecho a estar en decenas de mesas de concertación social con la administración, como las del servicio de empleo catalán (SOC). Ello permite a patronales y sindicatos influir en la toma de decisiones, conocer la gestión y también cobrar algunas subvenciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad