Primark ataca a Inditex en su propia casa. EFE

Primark ataca a Zara en su propia casa

stop

Los planes de expansión de Primark pasan por aumentar el número de tiendas en España, donde Inditex lleva tiempo estancada

Barcelona, 06 de noviembre de 2018 (18:25 CET)

Primark celebró este martes sus resultados anuales de 2018, coincidiendo con el cierre de su año fiscal. Las cuentas de la cadena low cost revelan que cosechó un beneficio operativo ajustado de 843 millones de libras (965 millones de euros), lo que representa un incremento del 14,7% respecto del ejercicio precedente. La cadena textil, perteneciente al grupo Associated British Foods (ABF), confesó que parte de su buen resultado se debe al rendimiento en España, donde no deja de abrir tiendas, aprovechando que los gigantes del sector, como Inditex, están estancados.

Así, la cadena de moda de ropa low cost anunció que cuenta ya con 45 establecimientos  en el mercado doméstico — en el último ejercicio abrió una nueva tienda — y prevé abrir otros dos para el siguiente. Estas aperturas se llevarían a cabo en Andalucía, concretamente en Sevilla y Almería

Su alto crecimiento contrasta con el raso de Inditex. El buque insignia de Amancio Ortega está en otro nivel —solo las tiendas Zara facturan el doble que todo Primark—, pero lleva dos años cerrando tiendas en el mercado nacional, bajo el argumento de que rebaja el número de puntos físicos pero aumenta la superficie comercial, siguiendo una estrategia de abrir flagships y cerrar tiendas pequeñas. 

Desde 2016 ha cerrado cerca de 136 tiendas, de acuerdo a sus últimos resultados fechados a 31 de enero de este año (39 cierres en 2016 y 99 en 2017) y trasladados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

El reposicionamiento de la estrategia también se refleja en el saldo de tiendas de otras cadenas de ropa. Así lo evidencia la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), que en su último informe cifra que en 2017 el número de establecimientos fue de 62.178 frente a los 62.201 de 2016 (o los 73.160 de 2006).

La fórmula Primark

España, que para la cadena es uno de sus mercados fetiche, junto a Alemania, Reino Unido y Francia, ha sido partícipe del crecimiento de la cadena de ropa irlandesa. 

El mercado doméstico es un punto fuerte para Primark, ya que ha pasado de albergar 1.369 metros cuadrados de superficie a más de 1.700, metiendo al país en el top 5 de mercados con mayor crecimiento.

Y es que el ingrediente clave en la receta de Primark para crecer es la expansión geográfica. La propia compañía ha confesado que el incremento de su facturación solo se explica por el de la superficie de venta. ¿Por qué? En términos comparables, es decir, excluyendo el efecto del cambio de moneda y las variaciones en el perímetro contable, las ventas de Primark cayeron un 2,1% interanual.

Lo cierto es que el modelo Primark y el de Inditex es bien distinto, empezando por el precio, donde la horquilla de precios de Inditex es mucho más amplia, y siguiendo con el diseño, en los que la cotizada española cuenta con un catálogo más conseguido y elaborado. 

Otras diferencias están en que Inditex tiene una cartera de marcas más completa (Pull & Bear, Massimo DuttiBershka son algunos ejemplos) y en que la cadena de suministro de una compañía y otra es muy distinta. 

Algunos expertos, sin embargo, encuentran similitudes. Ven en el boom de Primark en el mercado de moda de bajo coste un reflejo del auge que Zara protagonizó hace años con su entrada en el mercado. 

Hemeroteca

Inditex Zara Primark
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad