Prosegur maniobra para sacar a bolsa una filial con más valor que la matriz

stop

Los bancos colocadores de Prosegur Cash maniobran para alcanzar una valoración de 4.000 millones frente a los 3.500 de Prosegur

Un camión de Prosegur Servicios de Efectivo España.

Madrid, 15 de febrero de 2017 (12:00 CET)

Prosegur confirmó al regulador bursátil español (CNMV) la intención de colocar en bolsa hasta el 40% de su filial de gestión de dinero en efectivo, Prosegur Cash. La operación se materializará mediante una oferta pública de venta (OPV) dirigida sólo a inversores cualificados. Los bancos colocadores maniobran para que la valoración ascienda a 4.000 millones de euros, cifra que supera con creces la tasación de la matriz (3.511 millones).  

Prosegur Cash repartirá entre sus futuros accionistas hasta el 60% del beneficio que genere y pagará su primer dividendo en diciembre de 2017. La intención es que la colocación se realice "cuanto antes", según fuentes conocedoras del proceso y que Prosegur mantenga, en todo caso, una participación de control en dicho negocio.

En la actualidad, Prosegur controla directamente el 51% de Prosegur Cash y el 49% restante a través de Prosegur Assets Management. Tras la OPV, Prosegur mantendrá el 51% de la filial y Prosegur Management entre el 9% y el 24%. Ello implica que Prosegur Cash contará con un free float de entre el 25% y el 40%.

El 90% del beneficio

La filial de efectivo gestiona anualmente 500.000 millones de dólares y 100.000 cajeros. Cuenta con una flota de más de 9.000 vehículos ligeros y blindados y una plantilla que supera los 55.000 empleados. Prosegur Cash genera el 90% del beneficio del grupo Prosegur. El año pasado facturó 1.700 millones de euros y se ha marcado como objetivo liderar la consolidación del sector, en el que, en todo el mundo, operan unas 500 empresas.

Para ello, destinará anualmente entre 50 y 150 millones de euros a adquisiciones, con el objetivo puesto en países de las regiones de Asia-Pacífico, África y Oriente Medio. La salida a bolsa pretende atraer nuevos inversores con los que consolidar el negocio de efectivo. Desde 2011, ha adquirido 18 compañías que aportan unos ingresos de 800 millones.

Asimismo, con los fondos captados, Prosegur contempla la posibilidad de reducir deuda, redistribuir parte a sus otros dos negocios --alarmas y seguridad-- y, eventualmente, pagar un dividendo extraordinario a sus accionistas por el esfuerzo de capital efectuado en los últimos años.

Deterioro de la matriz

Prosegur logró un beneficio neto de 134 millones en 2016, el 26,7% menos que en 2015, debido, principalmente, a los costes derivados de su transformación societaria, ahora estructurada por negocios en vez de por países.

BBVA, el Santander, Citigroup Global Markets Limited y Goldman Sachs International actuarán en calidad de coordinadores globales y colocadores de la OPV, proceso en el que también participarán Deutsche Bank, HSBC, JB Capital Markets, ANZ Bank New Zealand, Bankinter, Caixabank y Lazard Asesores Financieros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad