¿Qué pueden hacer los accionistas de Gowex para recuperar el dinero invertido?

stop

Los bufetes de abogados reciben multitud de consultas tras la quiebra de la compañía

09 de julio de 2014 (02:00 CET)

La insolvencia de Gowex ha pillado por sorpresa a los accionistas que, en su día, decidieron invertir su dinero en una compañía, al parecer, exitosa y solvente. De repente, la firma que ofrecía servicios de wifi ha pasado de estar valorada en más de 1.000 millones de euros a no valer nada. Durante cuatro años se han falseado las cuentas, tal y como ha confesado el propio presidente y consejero delegado, Jenaro García. Y, ahora, ha dejado en la estacada a miles de personas. Pero, ¿qué se puede hacer para recuperar el dinero? Las centralitas de algunos bufetes de abogados no han dejado de sonar por las múltiples consultas recibidas.

“Hemos atendido cientos de consultas cada día”, subraya el presidente del gabinete jurídico Arriaga Asociados, Jesús María Arriaga. Según él, ahora los accionistas pueden reclamar a los propios administradores, a la sociedad misma o a los auditores e, incluso, al asesor.

Unos apuestan por la vía civil

Arriaga asegura que, a su parecer, la mejor opción es la vía civil y, en concreto, demandar a los auditores, es decir, a M&A. “También se puede optar por la vía penal, pero la experiencia me dice que es un proceso más lento y es difícil, según el caso, ganar el juicio”, matiza.

Los auditores, encargados de revisar y dar el visto bueno a la contabilidad de la empresa, nunca hicieron saltar la voz de alarma a pesar de que según el propio presidente de Gowex la farsa contable no era cosa de un año, sino de varios. “Está claro que hay un responsabilidad muy alta. Confías tu dinero en una compañía, cuya situación económica era irreal y que los auditores nunca negaron. La compañía hizo creer que existía un negocio de 1.300 millones de euros con la complicidad de los auditores”, explica Arriaga con lamentación e indignación.

Del éxito, al concurso

Todos los accionistas pueden reclamar la inversión realizada. Sin embargo, los bufetes aseguran que hay más posibilidad de éxito si se compraron acciones mucho antes de que apareciera el informe de Gotham. Al pedir responsabilidades al auditor, también se puede estar más cerca de conseguir parte del dinero. Se supone que la compañía está en situación concursal, lo que hace sospechar que la caja estará temblando. Sin embargo, los auditores suelen contar con seguros de responsabilidad civil de donde se podría recuperar algo de dinero.

Además, en este puzzle existe otra pieza que se debe tener en cuenta. Se trata del asesor Ernst & Young. “No sabemos qué papel tenía ni qué responsabilidad, pero de ser así se trata de una gran multinacional que sí podría hacer frente a las demandas de los accionistas”, explica Arriaga.

Sin embargo, todavía quedan flecos por atar e información por conocer. “La duda ahora es si detrás de Gowex había realmente un negocio porque puede que no sólo se trate de un problema de liquidez. Además, varios ayuntamientos también han recurrido a nosotros porque firmaron contratos con la compañía que ahora quieren resolver porque está claro que Gowex no podrá cumplir con lo prometido”, concluye el presidente de Arriaga Asociados.

Otros por la vía penal

En Legalitas, no obstante, creen más en la vía penal para depurar responsabilidades y no sólo centrarse en los auditores, sino en todos los actores implicados en el caso. Además, recuerdan que los propios trabajadores han sido víctimas, ya que varios de ellos también tenían acciones de la compañía.

“Algunas personas invirtieron hace apenas unos 20 días y cantidades importantes porque se suponía que era una firma con reconocimiento social y muy bien valorada y, ahora, lo que no se debe hacer es perder el tiempo. Hay que movilizarse para exigir cuanto antes las responsabilidades a los implicados y que el juez estime qué delitos se les atribuyen y que comparezcan en los juzgados para evitar la destrucción de cualquier prueba”, insiste la directora de la red de despachos de la compañía, Lourdes Guzmán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad