¿Quién calza a la reina Letizia?

stop

La elección de la mujer de Felipe VI para la coronación fueron unos Magrit de 220 euros

27 de junio de 2014 (20:21 CET)

Noventa años avalan el buen hacer de Magrit. Sin embargo, tuvo que llegar una nueva reina, Letizia Ortiz, para que su nombre sonara con más fuerza. Esta firma alicantina es la que calza a la mujer del recién coronado Felipe VI. Incluso en uno de los momentos más importantes de su vida, el día de la coronación, Letizia eligió esta marca 100% made in Spain. Se decantó por el modelo Leonor, coincidiendo con el nombre de una de sus hijas, cuyo precio ronda los 220 euros. Y, si cabe alguna duda, no fue un regalo, sino una compra. “Letizia paga sus zapatos como cualquier otra clienta”, explican fuentes de la firma controlada ahora por la cuarta generación de la familia Amat.


Con una fabricación limitada, para garantizar la mejor calidad en cada par de zapatos, Magrit produce todos los artículos en Elda, donde trabajan con sumo cuidado casi un centenar de empleados. Aunque la firma haya ganado fama desde el día de la coronación ya lleva tiempo vistiendo por los pies a la princesa, ahora ya convertida en reina. “Letizia compra en Magrit desde hace años”, aseguran los mismos interlocutores. Y sus elecciones suelen ser, por lo general, clásicas, elegantes y discretas. “Los zapatos de salón cerrados y los peep toes son del estilo de la nueva reina”, explican.

Zapatos de lujo que no todos pueden comprar

Pese a que en Magrit no son muy dados a ofrecer números, según los últimos datos aportados al Registro Mercantil, las ventas de la compañía superaron en 2012 los 5,5 millones de euros, con un descenso del 15% respecto a un año antes. Y es que pocos logran escapar de una economía castigada --como la española--, aunque el lujo suele aguantar bien el tipo. “La crisis ha afectado al sector. Además, las tiendas multimarca limitan mucho más la compra de artículos cuyos precios son elevados”, detalla la compañía.

Magrit no sólo fabrica sus propios zapatos, sino que también trabaja para otras marcas y diseñadores. Actualmente, está presente en casi 60 puntos de venta fuera de España y en 26 establecimientos en el mercado nacional.


Vestir los pies de Asia y Oriente Medio

Y, para compensar la situación del mercado interno, Magrit se ha centrado en la internacionalización. Ahora, su asignatura pendiente es ganar más presencia en Asia y Oriente Medio. “Nuestro plan entre 2015 y 2018 es tener más puntos de venta porque en estos mercados todavía no hay una imagen de marca como sí ocurre ya en Inglaterra o Francia. Falta trabajar un poco más en este sentido”, añaden las mismas fuentes.

El mercado clave de Magrit no es España, sino Estados Unidos --al otro lado del charco-- y Alemania --dentro de Europa--. Y es que como critican varios fabricantes, el made in Spain no acaba de apreciarse de puertas hacia dentro. Por ello, el exterior es tan importante. Y, para llegar a más rincones del mundo, Magrit ha abierto, recientemente, su tienda on line donde ya es posible, desde cualquier parte, adquirir sus zapatos, con precios que oscilan desde los 200 euros hasta los casi 600 euros.

“Antes, nos limitábamos a vender sólo en determinadas zonas y, ahora, ya llegamos a pueblos o ciudades con clientes potenciales que demandan nuestro producto hecho a mano. Porque nosotros creamos zapatos, más que fabricarlos, y los consideramos una obra de arte”, explican.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad