El equipo de Spotahome. ED

¿Quién paga los refuerzos de Spotahome para ‘desahuciar’ a Airbnb?

stop

En la última ronda de financiación de Spotahome, la startup de alquiler de habitaciones a largo plazo, sobresalen nombres de inversores destacados

Barcelona, 21 de octubre de 2017 (04:55 CET)

La noticia se conoció esta semana. Spotahome, la plataforma de alquiler de habitaciones gana músculo tras levantar 13,6 millones de euros en su última ronda de financiación para perseguir al rey Airbnb y desafíar su hegemonía a la espera de cómo convivan ambos modelos. De la operación, a la que se unieron reconocidos emprendedores, sobresale el nombre del fondo de capital riesgo Seaya Ventures, de Beatriz González, quien junto al fondo londinense Passion Capital lideró una de las inyecciones de capital más importantes en el sector en lo que va de año. 

González, hija del presidente de BBVA, dirige Seaya Ventures junto a Michael Kleindl. Su apuesta por el negocio habitacional no es casualidad. El pasado año desembolsó 3,3 millones para hacerse con el famoso buscador Hundredroomsconsiderado el Google de los pisos de alquiler y que rastrea los anuncios de los principales portales, entre ellos Airbnb.

Spotahome suma ya cuatro rondas de financiación

Spotahome abrió sus puertas a otros inversores que participaron en menor medida. Tal es el caso de Howzat Partners, ligado a Trivago o Samaipata Ventures, fondo del cofundador de La Nevera Roja. También lo hicieron los creadores de Ticketbis, empresa absorbida por Ebay, o el fundador de Booking.com.

En tanto, la firma creada en 2013 por Alejandro Artacho y Bryan McEire​ suma ya cuatro rondas de financiación. En las tres anteriores, a diferencia de esta, la compañía optó por la discreción a la hora de desglosar quienes y cuanto apostaron respaldaron el proyecto. 

¿Pueden convivir ambos modelos?

La compañía con sede social en Madrid compite con Airbnb con un modelo de negocio que difiere de un aspecto: la duración de las reservas. Spotahome apuesta por alquileres de largo, si bien la firma estadounidense acostumbra a ofertar estancias más flexibles y, por tanto, más breves. 

El pulso se traslada a los márgenes de las comisiones y al volumen de transacciones. Spotahome retiene entre el 7 y el 12% de comisión de cada reserva. Una horquilla similar a la de Airbnb, aunque ésta tiene un tipo fijo del 3% que también se lleva del anfitrión. No obstante, el número de usuarios y por tanto de operaciones decanta la balanza hacia la californiana. 

Airbnb y Spotahome: su modelo de facturación es similar, pero son compañías con perímetros muy distintos

Sucede lo mismo si se comparan los perímetros de ambas compañías. Spotahome está presente en nueve mercados –España a la cabeza y Alemania y el Reino Unido como valores de futuro-- que suman 16 ciudades, mientras que Airbnb ya se ha desplegado por toda la geografía: 190 países y más de 65.000 ciudades. Las cifras las explican los cinco años de diferencia entre el nacimiento de un proyecto y otro.

Quedan los resultados, desdibujados por la maraña de sociedades en ambas startups. Spotahome, con su holding en Londres, todavía no es rentable. En 2016 ingresó 1,3 millones de euros y perdió 3,2. Airbnb, por su parte, sólo opera en España a través de su filial de marketing y publicidad, --tiene su matriz en Irlanda-- por lo que el pasado año registró 136.000 euros de beneficios y una facturación 2,9 millones, según los datos disponibles en el registro mercantil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad