Renault revisará 15.000 coches para acabar con las sospechas de fraude

stop

El Gobierno francés, accionista del grupo, admitió la semana pasada que varios de los modelos de la marca contaminan más de la cuenta

Logo de Renault en la fachada de su sede central en Boulogne Billancourt, cerca de París / EFE

Barcelona, 19 de enero de 2016 (09:57 CET)

Renault quiere tapar cuanto antes cualquier sospecha de un posible fraude en las emisiones de sus vehículos. La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, ha confirmado este martes que el fabricante llamará a revisión a 15.000 coches de la marca para verificarlos y ajustar los motores. La semana pasada la justicia gala registró la sede del grupo dentro de una investigación sobre las emisiones contaminantes de sus vehículos, más altas de la cuenta.

Durante una entrevista con la emisora francesa RTL, Royal ha asegurado que "para ajustar correctamente un motor hace falta medio día". Por ello, Renault pedirá a los propietarios de "más de 15.000 vehículos" que acudan a los garajes de la marca para "verificarlos y ajustarlos correctamente", ha explicado.

Tras el registro a la compañía, el Gobierno admitió que Renault, uno de los grandes grupos automovilísticos del país y del que es accionista el Estado francés, habría contaminado más de la cuenta con alguno de sus modelos, pero negó la posibilidad de un fraude similar al cometido por la alemana Volkswagen.

Modelos sospechosos

Este mismo lunes, Renault anunció que en las próximas semanas presentaría un plan específico para reducir las emisiones de sus vehículos, tanto en los futuros modelos como en otros que ya están en circulación. Las indagaciones hasta ahora se han centrado en dos vehículos, el Captur y el Espace.

"Hay otras marcas que superan las normas"

Una comisión técnica creada por el ministerio de Ecología el pasado mes de septiembre realizó tests a un centenar de vehículos de marcas comercializadas en Francia, con el objetivo de comprobar la contaminación generada en las condiciones de uso habituales en carretera, y no sólo en condiciones de homologación, en laboratorio.

Ségolène Royal aseguró que, aparte de Renault, "hay otras marcas que superan las normas" de emisiones obligatorias para homologar sus coches, aunque rehusó dar nombres. Aunque sí reconoció que los directivos de estas empresas han accedido a dar explicaciones ante la comisión técnica, como ya ha hecho Renault.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad