Repsol ‘ficha’ al magnate italiano Massimo Moratti

stop

PROVEEDOR DE BIODIESEL

Antonio Brufau

12 de junio de 2012 (20:52 CET)

Repsol ha encontrado una nueva solución para su déficit de biocombustibles que se vio obligado a dejar de importarlos de Argentina tras la expropiación de YPF. La petrolera que preside Antonio Brufau ha llegado a un acuerdo con la firma italiana Saras, cuyo propietario es Massimo Moratti, el dueño de la Inter de Milán, por el que recibirá biodiesel en la refinería de Cartagena (Murcia).

La petrolera ya no tendrá que irse muy lejos para obtener el biodiesel para sus distintos compuestos. Repsol ha encontrado la solución a pocos metros de su refinería de Cartagena (Murcia). La compañía va a construir dos tuberías para conectarse con la instalación que posee la firma Saras en Escombreras, localidad cercana a Cartagena donde está situada la refinería.

Fuentes cercanas a la petrolera aseguran que se trata de un acuerdo de pequeña escala que no sustituirá los altos volúmenes de biocombustible que se compraban en Argentina. Saras se convierte en un nuevo proveedor de biodiesel de Repsol, que en los próximos años tendrá que ir rellenando el agujero dejado por Argentina con nuevos contratos.

El Gobierno aprobó un decreto en abril que limita las importaciones de biodiesel de Argentina como represalia a la intervención y expropiación de YPF por parte del Estado argentino. Hasta 2011, esas importaciones ascendían a 750 millones de euros.

Optimización

Repsol llevaba cerca de tres años negociando con la familia Moratti para que fuese proveedor de biodiesel. “El acuerdo alcanzado es más por cuestiones de optimización logística y de costes”, señalan las mismas fuentes.

La petrolera española mezcla este combustible con los gasóleos y gasolinas que produce en la refinería de Cartagena para venderlos luego en el mercado a través de sus gasolineras. El nivel permitido de biodiesel en los gasóleos es del 6% en España.

Saras lleva en España desde el año 2001, cuando nació Saras Energía tras la fusión de Continental Oil y Saroil, dos operadoras petrolíferas implantadas en España en la década de los 90. De esta manera, Saras Energía se convirtió en el quinto operador del país, con unas ventas consolidadas que rozan los 1.000 millones de euros. La producción anual de biodiesel de Saras asciende a 200.000 toneladas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad