Repsol halla un nuevo pozo de petróleo en Brasil

stop

La petrolera estima que podrían obtenerse 5.000 barriles diarios de crudo y más de 800.000 metros cúbicos de gas

El presidente de Repsol, Antoni Brufau

27 de febrero de 2012 (09:19 CET)

Repsol Sinopec Brasil ha realizado un nuevo descubrimiento de petróleo en las aguas profundas de la Cuenca de Campos, en Brasil, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).  

El nuevo pozo hallado, denominado Pao de Açúcar, encontró dos acumulaciones de hidrocarburos con una altura total de 500 metros, una de las más altas conocidas hasta ahora en las costas brasileñas. Según las primeras evaluaciones, el pozo Pao de Açúcar contiene un gran potencial de recursos de alta calidad con unas tasas excelentes de flujo de petróleo. Las pruebas de producción han calculado 5.000 barriles de petróleo al día de crudo ligero y 807.349 metros cúbicos diarios de gas.

El consorcio está operado por Repsol Sinopec Brasil (35%) y en él participan además Statoil (35%) y Petrobras (30%). Los tres socios prevén realizar trabajos adicionales para confirmar la extensión del descubrimiento. Pao de Açúcar se suma a los pozos Seat y Gavea, este último calificado como uno de los diez mayores descubrimientos del mundo en 2011.

Repsol Sinopec Brasil tiene una amplia cartera de proyectos en Brasil, que incluye un campo productivo (Albacora Leste), dos campos en desarrollo (Piracucá y y Sapinhoá), un bloque en evaluación (BM-S-9: Carioca) y doce bloques exploratorios, de los cuales opera cinco. La compañía se creó a finales de 2010 para desarrollar conjuntamente proyectos de exploración y producción en el país suramericano. Está participada en un 60% por Repsol, presidida por Antonio Brufau, y en un 40% por la compañía china Sinopec.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad