Luces y sombras de Rosa María Mateo: así han sido sus 526 días en RTVE

Rosa María Mateo: luces y sombras de su larga provisionalidad en RTVE

stop

Con el nuevo Gobierno, aumenta la incertidumbre sobre qué ocurrirá con la todavía administradora única provisional

Madrid, 08 de enero de 2020 (13:30 CET)

Han pasado 526 días desde que Rosa María Mateo (Burgos, 1942) asumiera la administración única y provisional de RTVE, con el objetivo de estar solo un par de meses. Desde ese momento la periodista ha estado en el foco, terminando salpicada por un largo listado de conflictos: acusaciones de purgas y manipulaciones, audiencias a la baja y multas desde competencia.

La pregunta sobre qué sucedera con la administradora provisional es más pertinente que nunca. El acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE, en el que apenas se dedicaba unas líneas para hablar de RTVE, se mencionaba la intención de "mejorar" el concurso público, sin entrar a especificar qué medidas se iban a implantar.

Pero lo cierto es que la etapa de Mateo tiene los días contados. Ella ya ha transmitido su intención de dimitir cuando tome forma el nuevo consejo de ministros y el PSOE, por su parte, nunca ha escondido su intención de llegar a "acuerdos parlamentarios que permitan la elección y renovación de los órganos constitucionales", entre ellos RTVE. 

Bajada de audiencia

Con los números en la mano, pocas enmiendas se pueden hacer a la situación de la audiencia. Desde que Mateo asumió el mando, la cuota de pantalla de los canales del ente no ha mejorado, siguiendo la tendencia que arrastraba años atrás, cuando ésta todavía no tenía ninguna responsabilidad administrativa.

Ella, por su parte, siempre ha relativizado su influencia en esta caída. Ha defendido que, pese a asumir el cargo en julio, su equipo se puso manos a la obra en diciembre y que ya había muchos programas contratados cuando aterrizó en la televisión.

Sea como fuere, la peor parte en RTVE se la lleva el área de los informativos de la cadena principal, La 1, que perdió 300.000 espectadores en 2019, quedándose en una media de 1,57 millones.

Son cifras que están lejos de las principales cadenas de los dos grupos privados, Atresmedia (Antena 3) y Mediaset (Telecinco), de acuerdo a cifras que recoge la consultora Barlovento Comunicación, apoyándose en datos de Kantar

RTVE, al igual que el resto de televisiones que emite en abierto, ha sufrido la tendencia del mercado. El consumo televisivo ha descendido en el último año ante el auge de las plataformas de vídeo bajo demanda, como Netflix y HBO, que han transformado los hábitos de los telespectadores y ya están presentes en uno de cada tres hogares españoles.

El nivel de las audiencias ha sido tan preocupante que la propia RTVE se ha tenido que rascar el bolsillo para contratar a una consultora con el objetivo de analizar el porqué de la caída. El agraciado fue Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (GECA), sociedad ligada a Mediapro, que se adjudicó un contrato por un valor de 60.530 euros. 

¿La cadena de Pedro Sánchez y del PSOE?

La baja audiencia y el supuesto uso político que el Gobierno de Pedro Sánchez ha hecho de RTVE son vasos comunicantes según algunos, sobre todo para los partidos de la oposición. En febrero, durante la última sesión de control a Mateo en el Congreso de los Diputados, se pudo ver cómo el diputado de la bancada popular, Ramón Moreno Bustos, atacaba duramente [minuto 1:10:47 del vídeo] a la administradora única provisional.

"Sobre si usted cree que puede ofrecer en TVE la objetividad, la neutralidad, la pluralidad y la independencia necesarias, nosotros le manifestamos rotundamente que no, señora Mateo. Vamos, ni puede ni quiere; ni siquiera lo va a intentar, porque —para qué engañarse— ha sido dar el pistoletazo de salida a las elecciones para que Radiotelevisión Española se haya empeñado de hoz y coz en patrocinar descaradamente al eximio escritor y plagiador Pedro Sánchez", afirmó Bustos.

Pero el diputado popular no se quedó ahí y afirmó que en TVE "hay un sesgo tendencioso metódico, un sesgo muy determinado y expresamente dirigido a vestir con las mejores galas al Gobierno y con el peor semblante a la oposición. Y decimos que no puede ni quiere porque usted lleva preparando meses a Radiotelevisión Española para este servicio, que no es un servicio público, sino partidista". 

Ante estas acusaciones, Mateo tiene a su favor varias resoluciones de órganos controladores como la Junta Electoral Central (JEC), donde han llegado peticiones de Partido Popular, Ciudadanos y Vox que han sido desestimadas. Los dos primeros pidieron suspender, durante las jornadas previas a los comicios, las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros; los de Santiago Abascal solicitaron en abril participar en el debate en RTVE al no ser llamados a participar en él.

Pero las quejas que cayeron en saco roto no fueron solo del bloque del centro derecha. Unidas Podemos recurrió sin éxito el Plan de Cobertura de RTVE por utilizar el criterio del número de escaños para dedicar tiempo a cada formación e incluso un partido pequeño como Recortes Cero reclamó ante la JEC que RTVE les diera un trato informativo similar al dado a los partidos con representación parlamentaria. 

Mateo se anota como positivo otro dato: la disminución de los espectadores críticos con la objetividad de sus informativos. Esta partida, de acuerdo al Panel de Hogares sobre la Satisfacción de RTVE del II trimestre de 2019, cayó en un 20%.

Purgas: la justicia avala a Mateo

Otro foco de conflicto en RTVE han sido las supuestas purgas por parte de la nueva administradora. El cese de altos cargos de la corporación, como Carmen Sastre, antigua directora de contenidos informativos; Víctor Arribas, expresentador de La noche en 24 Horas,Cecilia Gómez, subdirectora de Economía, llegó a los juzgados, con resultado favorable para Mateo.

Una de estas victorias fue contra Sastre, que perdió el juicio en el que pedía una indemnización de 70.000 euros y ser recolocada como defensora del espectador. La jueza dio la razón a RTVE y desestimó que la periodista hubiese sido objeto de una "purga ideológica". También rechazó que el cambio de puesto de trabajo se tradujese en cambios de condiciones que atentaran contra su "dignidad".

La sentencia, de acuerdo a Vertele, que adelantó la noticia, declaraba que "el cese del anterior equipo directivo y el nombramiento de un nuevo equipo de confianza" no era algo inusual, sino recurrente cuando una nueva dirección llega a la cadena.

Otro directivo de la cadena que perdió el juicio por su despido fue Enrique Alejo, ex número dos de RTVE. Reclamaba una indemnización de casi 15.000 euros por despido improcedente, pero un juzgado de lo social dio la razón a RTVE.

Tampoco ganó su demanda Álvaro Zancajo, director del Canal 24 horas hasta la llegada de Mateo. Pese a que el Juzgado de los Social número 6 de Madrid le apoyó en un primer momento, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid terminó fallando después a favor de RTVE, a finales de noviembre. Zancajo fue cesado de su puesto cuando llegó Begoña Alegría a la dirección de informativos, designada por Mateo.

En el lado de las altas en el equipo de la administradora única aparece el nombre de Enric Hernández (exdirector de El Periódico de Catalunya), quien fue nombrado jefe de informativos y actualidad de la cadena pública y solo fue apoyado por 95 de los 3.200 trabajadores que votaron en el referéndum sobre la designación, lo que levantó mucha polvareda.

Multas de Competencia

Competencia han estado atenta a RTVE durante el mandato de Mateo. Y algún tirón de orejas ha dado cuando ha visto que se ha vulnerado la Ley General de la Comunicación Audiovisual (LGCA).

El primero llegó en agosto de este año. La Comsión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) impuso una sanción de 50.392,2 euros por superar en veinte ocasiones el límite establecido por ley para las autopromociones.

Pero la última sanción, ejecutada recientemente, ha sido de mayor cuantía. La emisión de mensajes publicitarios en dos partidos de fútbol de la Selección Española ha costado a RTVE cerca de 100.000 euros. "Esta decisión se tomó en virtud de la reiteración de la conducta, continuidad y repercusión social dado el ámbito de la cobertura", reza el expediente consultado.

Con todo, las multas a RTVE han llegado al final de la vía administrativa, pero todavía pueden interponerse recursos contenciosos administrativo ante la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en un plazo de dos meses a contar el día siguiente a su notificación. 

Sanciones por falta de transparencia

Como asignatura en la que RTVE ha mejorado notablemente pero todavía sigue errando es la transparencia. Señalada por su obstrucción a algunas peticiones de información pública, RTVE ha terminado en los juzgados y, en algunos casos, siendo obligada a ceder y liberar información. 

Con la llegada de Mateo a la administración de la radio y televisión pública se comunicó que la opacidad formaría parte del pasado. En un comunicado titulado Rosa María Mateo y la transparencia se quiso dejar claro que "se ha producido un cambio radical en materia de transparencia en RTVE con respecto a las anteriores direcciones".

Como hechos que lo probaban, añadieron, figuran la publicación de las retribuciones de los directivos, canciones candidatas a Eurovisión, audiencias y costes de programas, así como gastos de las galas de Navidad o copia de denuncias de manipulación", pero RTVE también se ha negado a entregar determinada información. 

No obstante, RTVE reconoció que no había liberado toda la información solicitada. En concreto, las peticiones denegadas fueron cinco. Algunas de estas demandas trataban sobre información de contratos, otras sobre inversiones publicitarias en los centros territoriales y otras sobre información económica del programa Masterchef

La falta de transparencia siempre ha sido algo destacable en el ente. La web Maldita.es explicó que Radio Televisión Española nunca había cumplido con una resolución del Consejo de Transparencia desde la formación de este organismo.

Enfrentamiento con los sindicatos

Por si fueran pocos los frentes abiertos, algunos sindicatos de RTVE se las han tenido con Mateo durante estos dos años y seis meses. Su figura ha estado tan presente que les ha dividido, marcando incluso las elecciones sindicales.

Tal como explicó este medio, durante las últimas semanas de noviembre, UGT y el sindicato SI, primera y tercera organización con mayor representación en el Comité Intercentros, lanzaron reproches por el papel que Comisiones Obreras ha tenido desde la llegada de Mateo. 

Antes llegó el enfrentamiento por el plan de Mateo para agrupar sus instalaciones en una sede única en Prado del Rey (Madrid). Para la televisión pública estatal el objetivo es "rentabilizar al máximo sus medios técnicos y humanos", pero para los sindicatos "significará que dejamos de hacer producción audiovisual" o que "será muy residual". 

Hemeroteca

RTVE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad