Rosalía Mera, la chica de barrio que hilvanó 4.700 millones

stop

PERFIL

Rosalía Mera, fundadora de Inditex | EFE

25 de mayo de 2013 (20:52 CET)

Hace tiempo que Rosalía Mera Goyenechea (A Coruña, 1944) se dedica a hilvanar grandes proyectos sociales e inversiones no sin cierto riesgo. Lo hace con la tenacidad de quien ha ganado grandes batallas, tanto personales como empresariales, y la aparente frescura del primer día. Pero siempre con una máxima: pasar lo más desapercibida posible.

Y es que la hoja de servicios de la mujer más adinerada de España y que se acaba de convertir para la revista Forbes en la primera mujer del mundo hecha a sí misma, ocupa poco más de un folio. Empresaria y diplomada en Magisterio. Sí, Rosalía Mera tiene currículo oficial. Breve, como si pasara de puntillas por la vida, el escrito semeja un intento de armar de mimbres biográficos esa cesta de discreción que tan bien ha sabido llevar. En su caso, muy al contrario que en el de su ex marido, Amancio Ortega, historia y leyenda sí han logrado al fin ponerse de acuerdo.

Mujer 'hecha a sí misma'

A buen seguro que la calificación de Forbes la habrá dejado tal cual. La revista señala que Mera encabeza la lista de las selfmade women (mujeres hechas a sí mismas) más ricas del mundo, con una fortuna de 6.100 millones de dólares (4.700 millones de euros).

La nueva clasificación elaborada este año por la publicación estadounidense supone que la también presidenta de la Fundación Paideia supere a la china Wu Yajun, que hasta ahora ocupaba la primera posición y que posee una fortuna de 4.300 millones de dólares (3.320 millones de euros). El 6,9% que controla en Inditex, y el repunte de las acciones de la compañía durante el año pasado, es clave en esta escalada.

Paideia Galiza

Como una sima, la cartografía vital de la aún hoy segunda máxima accionista de la multinacional textil que se desprende de ese currículo oficial dibuja un precipicio allá por abril de 1986, poco después de su separación de Ortega. Como si nada hubiera sucedido hasta esa fecha. El antes y el después. Porque ese es el año de su salida efectiva del día a día de Inditex y todo lo que le rodeaba, aunque no fue hasta junio de 2004 cuando dejó el consejo de administración.

También fue el año de la creación de la Fundación Paideia, hoy en día Paideia Galiza, su eje vital desde entonces y brazo activo de sus inversiones en todo lo relacionado con el mundo de la discapacidad. Un guiño al niño de sus ojos, el menor de sus dos hijos, Marcos.

Proyectos

Desde entonces, y tras la salida a Bolsa de la compañía textil, Rosalía Mera ha multiplicado sus dedicaciones al mismo ritmo que sus inversiones en los proyectos más dispares. Un viaje para el que nunca ha cambiado de bártulos: el compromiso, tanto social con los más desfavorecidos, como innovador, con los más arriesgados. Desde espacios para la producción de jóvenes creadores hasta sociedades biotecnológicas, de patentes de cultivos y de identificación y custodia de neonatos en los hospitales, hasta productoras como Continental o Milou Films…

Personalmente, Rosalía dirige y promueve, a través del Centro de Iniciativas Empresariales Mans, un vivero de empresas que se extiende a través de 3.500 metros cuadrados de superficie en las inmediaciones de A Coruña, destinado a la producción musical y audiovisual. El proyecto ha recibido sustanciosas subvenciones, tanto de la Xunta de Galicia, a través del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), como de fondos europeos.

De A Coruña a Delawere

Y todo, sin apenas salir de Galicia. Es así como hace algunos años se embarcó en la difícil singladura de la biotecnológica Zeltia de la mano de su presiente y amigo, José María Fernández de Sousa-Faro, hermano del presidente de Pescanova. Hoteles, proyectos de turismo rural para mujeres, grandes inversiones inmobiliarias al otro lado del charco… Desde A Coruña dirige un grupo diversificado y que también recurre a sociedades off shore para rebajar su factura fiscal, ya que filiales domiciliadas en Delaware permiten a Rosp Corunna Participaciones Empresariales presentar una base imponible negativa en el Impuesto de Sociedades.

Así, la principal sociedad inversora de Mera logró unos beneficios antes de impuestos de 10,1 millones de euros en 2011. Sin embargo, la base imponible para tributar por el Impuesto de Sociedades tuvo un saldo negativo por importe de siete millones de euros, consecuencia de aplicar pérdidas por deterioros de diferentes activos, así como por la recuperación del valor de participaciones en sociedades filiales cuya sede radica muy lejos de España. Concretamente, en Delaware, considerado el centro off shore por excelencia de Estados Unidos.

Es el caso de Nine Thirty Rosp Investments LLC, participada por la exmujer de Amancio Ortega en un 86%, según figura en el balance y cuenta de resultados presentados por la compañía en el Registro Mercantil de A Coruña. Es lo que tiene el capitalismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad