Ruiz-Mateos, en libertad provisinal tras negarse a declarar

stop

El empresario asegura que la jueza “es el más malo de los demonios” y que el proceso lo está "matando"

José María Ruiz-Mateos

29 de agosto de 2012 (11:24 CET)

El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha sido puesto en libertad provisional la mañana de este miércoles después de acogerse a su derecho de no declarar por una pregunta estafa de 13,9 millones de euros en la compraventa de un hotel de Mallorca.

El empresario jerezano entró en el despacho de la magistrada María Pascual a las 09.50 de la mañana asegurando ante la prensa que se “estaba muriendo” por culpa de la jueza “más mala mujer”.

“Es el más malo de los demonios y la más malvada. A partir de ahora, con todo lo que me ha pasado, ya me da igual morirme”, afirmó el empresario.

Nueva Rumasa

Así las cosas, Ruiz-Mateos insistió este lunes en exigir la apertura inmediata de un "juicio histórico" que conllevase su ingreso en la cárcel para que "la Justicia aborde definitivamente lo sucedido" con Nueva Rumasa y el dinero que adeuda a sus acreedores.

Todo ello en el marco de un procedimiento judicial cuya tramitación no quiere la magistrada que Ruiz-Mateos obstaculice "sin justificación para ello", y que fue iniciada a raíz de la querella presentada el pasado año por la sociedad Inversiones Grupo Miralles (IGM) como consecuencia de la presunta estafa en la compraventa del hotel Eurocalas. Posteriormente, la denuncia fue ampliada al atisbar indicios de que la mercantil que avaló la operación incurrió en un delito de alzamiento de bienes para evitar posibles embargos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad