Sacyr advierte de que dejará colgadas 10.000 nóminas en Panamá sin un acuerdo urgente

stop

Los mercados castigan con contundencia a la constructora tras anunciar que las negociaciones para refinanciar el Canal se han roto

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

05 de febrero de 2014 (11:33 CET)

El plazo para solucionar el conflicto sobre la ampliación del Canal de Panamá ha finalizado con la ruptura de las conversaciones. El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) ha acusado a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) de romper las negociaciones, informa Sacyr en un duro comunicado.

El consorcio liderado por Manuel Manrique, junto a socios belgas e italianos, advierte del “riesgo” inminente de que las obras se paralicen. La falta de acuerdo ha provocado una fuerte caída en bolsa de Sacyr, con lo que la constructora española echa por el desagüe la subida de la víspera, cuando la rumorología sobre un pacto elevó la cotización.

Cincuenta millones pendientes

El plazo concluyó a las seis de la mañana en España, medianoche en Panamá. Unas horas después, Sacyr informaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que “sigue buscando una solución de financiación para terminar el proyecto y las obras en 2015, a pesar de que la ACP rompió las negociaciones”.

Las constructoras exigen que Panamá “abandone su posición injustificadamente rígida” y la reclaman 50 millones de euros “por una factura pendiente para pagar a los subcontratistas y las nóminas de esta semana”. Los de Manrique insisten en que la situación “pone en riesgo 10.000 puestos de trabajo”. “Sin una solución inmediata, Panamá y la ACP se enfrentarán durante años en los tribunales nacionales e internacionales”.

Castigo en bolsa

A esta situación de bloqueo se llega después de tres prórrogas dadas a la fase de negociación. El lunes por la tarde, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, aseguró que las “partes estaban cerquita de llegar a una feliz conclusión”. Esas palabras sirvieron para impulsar las acciones de la constructora española en bolsa. El valor crecía un 6%. Esta mañana, sin embargo, las órdenes masivas de venta han provocado pérdidas del 8%. A media mañana, el descenso se ha moderado al 5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad