Sacyr cumple con Panamá al llevar construido más del 40% de la ampliación del canal

stop

La obra del proyecto tendrá que estar finalizada en 2014. La constructora ha tenido que acelerar las obras tras los parones de los trabajadores a principios de año. La compañía está convencida de acabar a tiempo

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique

27 de junio de 2012 (22:01 CET)

El megaproyecto de la ampliación del Canal de Panamá va viento en popa. Sacyr, principal socio del consorcio adjudicado de esta obra faraónica, lleva construido más del 40% del proyecto y cumple con los plazos previstos por el Gobierno panameño.

La constructora que preside Manuel Manrique ha conseguido reconducir la situación tras encontrarse a principios del año con un parón en las obras tras una serie de huelgas de los trabajadores. Sacyr optó por quitarse el problema de un plumazo y decidió pagar a los obreros lo que demandaban con tal de que no se retrasara más el proyecto.

Premio gordo

Tras esta solución, Sacyr ha conseguido a mitad de 2012 llevar construido más del 40% del proyecto y contentar a las autoridades panameñas, preocupadas por el ritmo de las obras durante el año pasado. “La construcción de la ampliación está avanzando a buen ritmo y va bien. Llevamos más del 40% construido y estamos seguros de que cumpliremos con los plazos”, aseguran fuentes cercanas a Sacyr.

El consorcio que lidera Sacyr construye este megaproyecto desde 2009. El plazo para finalizarlo es octubre de 2014. En los algo más de dos año que quedan para esa fecha la compañía tendrá que hacer verdaderos esfuerzos para llegar a tiempo. Se juega mucho dinero en ello. Si lo finaliza en el plazo, Sacyr obtendrá un premio de 215.000 dólares diarios, más de 420 millones de euros.

Otros proyectos

Desde que obtuviese el gran contrato de la ampliación del Canal de Panamá, Sacyr ha realizado una apuesta importante por este país licitando por obras valoradas en unos 1.000 millones de euros.

Este último año, el grupo constructor ha visto como se le han escapado varios proyectos interesantes, de mejoras en carreteras principales de la ciudad de Panamá, pero desde la compañía están convencidos de que pronto llegarán nuevos contratos en el país.

En los últimos contratos perdidos, la compañía pecó de quedarse corto en sus ofertas. En Panamá, el Gobierno tiene un precio de referencia en los proyectos de infraestructuras al que añade la condición de que las ofertas que superen o se queden cortas en un 20% serán rechazadas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad