Sareb busca desesperadamente 1.000 millones para reducir el agujero de 2015

stop

REACCIÓN ANTE LA CIRCULAR DEL BANCO DE ESPAÑA

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen (centro), junto con dos de sus directores.

desde Madrid, 13 de octubre de 2015 (15:19 CET)

Sareb, el banco malo presidido por Jaime Echegoyen, ha reaccionado de manera inmediata ante la circular contable emitida por el Banco de España, que obliga a retasar 250.000 activos antes de que acabe 2015. Lo hace intentando ingresar unos 1.000 millones de euros por la venta acelerada de 134 parcelas distribuidas por toda España.

Una cantidad con la que amortiguar las pérdidas que se vislumbran al cierre del presente ejercicio para la sociedad en la que el Estado, a través del FROB, ostenta el 45% de su capital y, además, avala los más de 42.000 millones de deuda que restan por amortizar. En 2013 y 2014, el Banco de España ya obligó a Sareb a reflejar en sus cuentas un deterioro de 978 millones de euros por las minusvalías latentes de sus activos.

Activo de difícil salida

Se trata de una de las ofertas más arriesgadas que el banco malo aborda al tratarse de un activo complejo, como es el suelo. Hasta ahora, al margen de las transferencias realizadas a los Fondos de Activos Bancarios (FAB), la venta directa de terrenos se había reducido a pequeños lotes en suelos fácilmente vendibles, como esos 15 colocados a principios de año en Madrid que reportaron 78 millones de euros.

Tanto las parcelas vendidas en Boadilla del Monte al fondo Castlelake, como las que adquirió CP Amenábar en la capital (en el barrio de Arroyo Fresno), dejaban entrever que los proyectos tendrían una demanda casi asegurada.

Los servicers deberán emplearse a fondo

En cambio, ahora entre esas 134 parcelas que Sareb vende hay de todo, con más o menos demanda, por lo que su comercialización va a obligar a echar el resto a Altamira, Haya, Servihabitat y Solvia, los cuatro servicers de Sareb, por la cuenta que les trae.

Aunque Alfredo Guitart, director general de Negocio de Sareb, se ha mostrado convencido de que "hay demanda de suelo y es el momento adecuado para lanzar esta campaña", un repaso a los activos que se venden encierra ciertas dudas sobre si la operación acabará con el éxito esperado dada su envergadura.

No se trata de vender cuatro o cinco pequeñas parcelas para construir una decena de chalés o de pisos, sino de colocar 1,25 millones de metros cuadrados edificables en los que levantar unas 14.000 viviendas nuevas.

Ventas de vivienda nueva, en picado

Un producto para el que cada vez existe menos demanda. Entre enero y agosto de 2015, la venta de viviendas nuevas ha registrado un descenso del 35,7%, según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística. Si en agosto de 2014 se vendieron 8.082 casas nuevas, en agosto de este año solo fueron 5.941, un 26,5% menos.

Además de los 1,25 millones de metros cuadrados edificables, la Sareb también incluye en esta macroventa parcelas de uso terciario en provincias como Guadalajara, Madrid, Málaga, Murcia o Valencia, que permitirán la promoción de aproximadamente 250.000 metros cuadrados de oficinas o naves industriales.

40 parcelas en Madrid por 200 millones

El análisis de los terrenos ofertados en Madrid capital y otros municipios de la región, que acapara casi el 30% de los suelos y el 24,5% de la edificabilidad resultante, sirve para comprobar que Sareb vende 18 parcelas residenciales y 22 para uso industrial-terciario, por cuya venta se esperan obtener al menos 200 millones.

Aproximadamente la mitad de estos ingresos tendrían que llegar por la venta de nueva parcelas en la localidad de Alcalá de Henares. En Madrid capital, donde más demanda existe, Sareb solo ofrece dos pequeños solares sobre los que se estima ingresar unos 10 millones de euros.

Pequeños bloques en Barcelona

También son solares de reducida superficie, con edificabilidades de entre 200 y 800 metros cuadrados en los que construir bloques entre 3 y 10 pisos, los que el banco malo ofrece en Barcelona capital, además de otras parcelas en municipios de la provincia como Tarrasa, Sabadell o Llinars del Vallés.

Además de Madrid y Barcelona, Sareb ofrece 79 solares distribuidos por el litoral mediterráneo y ciudades del interior, con unos 750.000 metros cuadrados edificables de suelo residencial, por los que la previsión de ingresos rondaría los 600 millones de euros.

Por zonas, destacan las 20 parcelas y 231.000 metros edificables ofertados en Andalucía y los 39 suelos con edificabilidad para 215.000 metros que se venden en la Comunidad Valenciana, la mayoría en la localidad castellonense de Moncofa o en las valencianas de Gandía y Sagunto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad