Sareb reduce ventas por la lenta puesta en marcha de sus gestores de activos

stop

DEVOLVER 3.000 MILLONES DE DEUDA, EN PELIGRO

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, y el conseller de Territori y Sostenibilitat, Santi Vila.

desde Madrid, 16 de junio de 2015 (23:00 CET)

Sareb, el banco malo presidido por Jaime Echegoyen, era consciente de la complejidad técnica que iba a suponer migrar las carteras de activos hacia los nuevos servicers (Haya Real Estate, Altamira, Servihabitat y Solvia), pero confiaba en que ello no sería obstáculo para mantener un ritmo de ventas suficiente como para amortizar 3.000 millones de euros de deuda. Pero será difícil.

Mediado el ejercicio, el objetivo se empieza a ver como harto complicado de lograr. "Se están ralentizando la ventas por la complejidad de la migración y se están produciendo menos ventas que el año pasado", comentan en fuentes del propio banco malo. Entre noviembre y diciembre del pasado año, Sareb dejó en manos de estos gestores 170.000 activos (inmuebles y préstamos) valorados en 48.200 millones de euros.

Adaptación complicada

La adaptación de la gestión de activos de Sareb a Altamira es la que está resultando más complicada al tener que proceder a migrar tres carteras completas, la de BMN –la única ya acabada – y las de Catalunya Caixa y Caja 3.

En el caso de Solvia, Haya Real Estate y Servihabitat la migración se ha hecho con mayor celeridad. Lo facilitó el hecho de que el traspaso ya se había realizado en parte tras la venta previa que las entidades habían hecho a estas gestoras.

Solvia, migración casi completada

Solvia, la filial inmobiliaria de Banco Sabadell que comercializará 42.862 activos procedentes de Bankia, Banco Gallego y Banco Ceiss valorados en 7.000 millones de euros, comunicaba hace unos días haber completado la migración de los 34.000 activos de Bankia.

Una  operación ingente que ha supuesto trasladar las llaves de más de 15.000 inmuebles, introducir más de 10.000 activos en la web comercial de Solvia e incorporar a su base de datos, casi 500.000 documentos digitales vinculados a los inmuebles. "Solo queda un pequeña migración de préstamos de Ceiss", comentan en Sareb.

Haya, trabajo previo

Haya Real Estate, controlada por el fondo Cerberus, fue elegida para gestionar durante cinco años un paquete de 52.000 préstamos vinculados al sector inmobiliario originados por Bankia y adquiridos posteriormente por Sareb por un importe de unos 18.000 millones de euros. En su caso no tuvo que migrar, pues Bankia ya le había adjudicado previamente la gestión y ya tenía casi todo el trabajo hecho.

Por lo que a Servihabitat se refiere "con Abanca se ha completado la migración, la de Banco de Valencia se realizó cuando Caixabank se quedó con esta entidad y solo quedaría pendiente la de Liberbank", explican desde Sareb. Esta cartera, bajo supervisión del fondo TPG, aglutina 30.300 inmuebles y créditos de Abanca (la antigua NCG),  Liberbank y Banco de Valencia, valorados en 9.200 millones de euros cuando fueron transmitidos a Sareb.

Altamira, hasta final de año

El mayor problema surge con Altamira Asset Management, el 'servicer' en manos del fondo Apollo y con una participación menor del Banco Santander. Sareb le transfirió la gestión 44.000 inmuebles y préstamos al promotor, originados por Catalunya Caixa, BMN y Caja3, y por los que el banco malo desembolsó unos 14.000 millones de euros. Tramitados los activos de BMN, "a la vuelta del verano se empezarán a cerrar más migraciones, con la idea de que todo esté terminado al acabar el año", esperan en Sareb.

Para el proceso de transformación que deben acometer estos gestores, la Sareb nombró hace un mes a Alfredo Guitart como director general de Negocio, con dos direcciones bajo su control. Una de Red, que se ocupará de dinamizar y hacer seguimiento del trabajo que desarrollen los nuevos gestores, dirigida por Marisela González, y otra de Productos y Servicios, que fijará la estrategia comercial, al frente de la que figura Enrique Martín Barragán.

900 viviendas cedidas a la Generalitat

Al margen de la adaptación de los 'servicers', la Sareb prosigue con otras actividades relacionadas no con su estricto cometido de vender activos, como es la de aportar, en la medida de lo posible, viviendas a la sociedad que amortigüen el impacto que la crisis ha tenido sobre muchas familias que se han quedado sin vivienda.

En este sentido, el banco malo acaba de ampliar el convenio con la Generalitat de Cataluña para la cesión temporal de viviendas en régimen de alquiler accesible. Las 600 cedidas hace casi un año se han ampliado con 300 más, que serán traspasadas en los próximos tres meses al Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat durante un plazo cinco años. Sareb ya ha cedido 1.030 viviendas a Aragón, Cataluña y Galicia, de las 2.000 que en octubre de 2013 puso a disposición de las comunidades autónomas.

El gobierno catalán seleccionará a los inquilinos con los que suscribirá contratos de alquiler social a partir de 150 euros. A cambio de la cesión, Sareb percibirá una contraprestación para la cobertura de los gastos de comunidad, seguros, tasas y tributos vinculados a la propiedad. La Generalitat, por su parte, se hará cargo de los gastos de gestión y administración de las viviendas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad