Seat contratará 200 nuevos empleados además de los 700 del Q3

stop

La Generalitat subvencionará la formación de 1.200 aspirantes a los nuevos puestos de trabajo

16 de marzo de 2011 (17:56 CET)

Seat prevé contratar a otros 200 trabajadores para áreas fuera de la línea de producción, como tecnologías de la información, finanzas y administración. Estos operarios se sumarán a los 700 que incorporará la empresa automovilística para la producción del nuevo vehículo Q3 de Audi, según ha comunicado la empresa en el acto de presentación de la ampliación de plantilla en el que ha participado el conseller de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, y el vicepresidente de Recursos Humanos de Seat, Josef Schelchshorn.

Fruto de las medidas anunciadas la compañía cerrará el año con 1.000 nuevos puestos de trabajo. En este sentido, este miércoles se ha formalizado el convenio con la Generalitat para formar, a través del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC), a 1.200 candidatos para fabricar el nuevo Audi Q3 en Martorell, de los que la automovilística se compromete a contratar al menos a 700.

Incorporación progresiva


Los contratados se incorporarán a la empresa progresivamente a partir del mes de mayo y hasta septiembre.
La fabricación del nuevo modelo de Audi, que empezará a mediados de este año, garantizará 1.500 puestos de trabajo, 700 de nueva creación y de carácter indefinido, y el resto con empleados actuales de Seat afectados por el ERE temporal aún en vigor.

Schelchshorn ha recordado que Seat invertirá 300 millones anuales durante los próximos cinco años para producir el Q3 desde Catalunya y que la capacidad de producción de este modelo se situará en torno a las 100.000 unidades anuales.

Los recursos invertidos se han destinado a la implantación de un nuevo sistema de fabricación de carrocería completamente nuevo para el Q3, y además se han habilitado nuevas instalaciones en la línea de producción, concebidas expresamente para el modelo de Audi.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad