Seat prescindirá de unos 400 trabajadores temporales a partir de marzo

stop

La compañía amortizará el turno de tarde para paliar la caída de ventas

James Muir, presidente de Seat

21 de enero de 2013 (14:20 CET)

La dirección de Seat ha anunciado a sus trabajadores que a partir del próximo 4 de marzo prescindirán de unos 400 empleos temporales en la factoría de Martorell (Barcelona). El objetivo de la cúpula de la automovilística, encabezada por James Muir, es paliar la caída de las ventas en toda Europa, su mercado de referencia. Esto ha dejado en agua de borrajas las previsiones de ventas de uno de sus vehículos estrella, el Ibiza, según fuentes del comité de empresa. Hasta la próxima semana no conocerán los números exactos de la evolución de las ventas del resto de vehículos que se producen en el headquarter de Seat.

La propuesta de Muir es prescindir del turno de tarde en la línea 1, la que ensambla el Ibiza. Esta decisión se debate en la comisión de productividad para intentar que la medida sea “lo menos traumática posible”, afirman los representantes de los trabajadores.

Recolocaciones

El turno de tarde está pensado, precisamente, para dar flexibilidad a las necesidades productivas de la compañía. Está formada por 400 trabajadores procedentes de empresas de trabajo temporal (ETT) y otros 300 empleados del grupo. Así se decidió en la reestructuración que se hizo en 2005 en Martorell, la última que afectó a la planta catalana.

La dirección ha propuesto que los contratos de las ETT se empiecen a amortizar en marzo y que el resto de trabajadores del turno de tarde se recoloquen en la misma factoría. Quieren reforzar los dos turnos que quedarán en la línea 1 (mañana y noche); la línea 2, en la que se ensambla el nuevo León y el Altea; y la 3, la que produce el Exeo y el Q3. También plantean otros destinos, como la sección de pintura.

Recuperar beneficios

Actualmente, hay unos 600 empleados con contratos de ETT en la factoría de Martorell. Serían los más afectados en las posibles reestructuraciones que se planteen en el futuro si las ventas siguen en caída libre. Los sindicalistas también temen que el descenso en la facturación provoque un expediente de regulación de empleo temporal a toda la plantilla. Aunque, por el momento, no es una de las medidas que esté sobre la mesa.

Seat ha lanzado en 2012 la mayor ofensiva de producto de la compañía para recuperar los beneficios. Especialmente con la comercialización del nuevo León, la joya de la corona de la marca. Además, han puesto el primer pie en el mercado chino para mejorar las ventas a medio plazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad