Seat sigue sin encontrar su nicho de mercado

stop

DISEÑO Y TECNOLOGÍA

El presidente de Seat, James Muir

04 de abril de 2012 (21:29 CET)

Qué se consigue si se une Sara Baras, Jaime Alguersuari, Carme Ruscalleda y Gemma Mengual? En teoría, un Seat. El gigante Volkswagen ha decidido que en 2013 su filial tiene que recuperar los beneficios, aunque sean modestos, y ha lavado la cara a la compañía automovilística. Pero los ingredientes que ha usado para cocinar semejante plato son disonantes en España, territorio de referencia de la empresa.

El presidente de Seat, el británico James Muir, anunció en 2011 que se habían convertido en líderes de su mercado principal. Se mantienen como número uno y en la transformación de la marca han puesto la diana “en las compañías del sur de Europa: Peugeot, Citroën y Fiat”, en palabras del directivo. Justamente donde más ha bajado la venta de vehículos ha sido en esta parte de Europa. También son los más afectados por la recesión.

Diseño y tecnología

El nuevo León, que se comercializará en el último trimestre de 2012, será el primer vehículo de una nueva generación que pone el acento “en el diseño español y la ingeniería alemana”. Su gran hito, tal y como defendió Muir en la presentación de resultados de la compañía.

“Los competidores carecen de estos elementos de forma creíble”. ¿Qué elementos? Pues la elegancia del flamenco, que se refuerza con el dinamismo del recién nombrado piloto probador de Pirelli, Jaime Alguersuari. Aunque el corredor de la cantera de Red Bull casi ha tenido más éxito con su disco de remezclas dance que, por el momento, en el circuito.

Se refuerzan estos dos motores con la potencia de la ciudad de Barcelona. Se reivindica su espíritu joven y culturalmente inquieto comparándolo, por enésima vez, con Berlín. La capital de Alemania dominada por Volkswagen. Y para completar la foto fija: el éxito de los chefs catalanes y de la laureada nadadora sincronizada, poco conocida más allá de nuestras fronteras.

Más caros

“Parte del problema que teníamos es dónde encajaba Seat en la cartera de Volkswagen”, reconoce Muir. Por ello movilizaron a todo el equipo de márketing de la empresa, interno y externo, para diseñar este nuevo plan y buscar un perfil de comprador de un mayor nivel adquisitivo.

En el producto final tendrá más detalles y será más caro. Un requisito indispensable para recuperar la senda de los beneficios pero que aún pone las cosas más complicadas para lidiar con sus competidores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad