Segurado y Herrero intentan calentar la próxima junta de CEOE con el debate catalán

stop

PATRONALES

El presidente de la CEOE, Juan Rosell

09 de octubre de 2012 (20:56 CET)

José Antonio Segurado y Santiago Herrero son los dos miembros de la junta directiva de la CEOE que intentan agitar el debate político en el seno de la CEOE con Catalunya como protagonista. Ambos, históricos representantes del empresariado y próximos en diferentes momentos al malogrado José María Cuevas, sostienen (en el ámbito público y en el privado) que el actual presidente de la CEOE es tibio en sus pronunciamientos contrarios a la secesión por su origen catalán y que mantiene una actitud demasiado templada en su presidencia.

Con la crisis económica como coartada, tanto uno como otro dirigente se están prodigando en medios de comunicación y en cenáculos madrileños con críticas a Juan Rosell. El objetivo es calentar la junta directiva del miércoles 17 de octubre, como ya hicieron con la anterior, en la que intentaron contrarrestar el discurso de CEOE y de su presidente: radicalmente contrario a las aventuras independentistas, pero comprensivo con la necesidad de reformular los actuales mecanismos de financiación y de reparto autonómico.

Precedente: la última junta

Los dos dirigentes de la gran patronal fueron los únicos miembros de la junta directiva (formada por unos 220 integrantes de los que asisten unos 160 de promedio) que intentaron afear al conducta del presidente apelando a los clásicos principios de la unidad de mercado y otros argumentos políticos más propios del mandato de Cuevas.

Mientras que a Segurado, que accede a la CEOE en representación del empresariado madrileño de la CEIM, se le atribuyen motivaciones políticas en su actuación, a Herrero se le vincula con la distancia que existe con Rosell desde que el catalán le ganara las elecciones al andaluz en diciembre de 2010.

Un político que dejó los partidos

Segurado (Barcelona, 1938) fue fundador de la CEOE con Carlos Ferrer Salat y pasó varios años por la política activa. Presidió el Partido Liberal de 1985 a 1989 y, después, se integró en el PP, en el que fue su presidente, hasta dejar la política en 1990 por motivos personales. En la actualidad se le relaciona con Mario Conde y sus aspiraciones políticas recientes.

Herrero (Sevilla, 1947) es un empresario que preside la Confederación Empresarial Andaluza (CEA), organización a la que representa en la gran patronal española. Muy vinculado a los sucesivos gobiernos del PSOE en aquella comunidad, su asociación se ha caracterizado por recibir importantes subvenciones del ejecutivo autonómico. Disputó la presidencia de la CEOE a Rosell hace dos años y resultó perdedor. Sin embargo, y pese a la tensión que se vivió en aquella elección, el actual presidente lo nombró uno de los nueve vicepresidentes de la organización.

¿Razones políticas o espúreas?

“Mientras en un caso es un tema político, de representar a la España más ultra en el asunto territorial, en otro hay bastante de rencilla personal”, señala un vicepresidente que reclama anonimato. Otras fuentes de la junta directiva agregan motivos adicionales para justificar la salida de tono y la agitación mediática de los dos dirigentes con respecto a la postura oficial de la CEOE: “Algunos buscan presencia en tertulias de radios y televisiones, que las pagan muy bien, y otros protegerse de los problemas que tiene de representatividad en su comunidad”.

El presidente de la CEOE realizó una comparecencia ante la prensa después de la última junta directiva en la que se dejó preguntar sobre la eventual independencia de Catalunya, que definió como “una barbaridad”. Pese a algunos otros pronunciamientos posteriores en idéntico sentido, los dos empresarios críticos se han convertido tanto de manera pública como soterrada, en los impulsores de las críticas a Rosell por su sensibilidad política a la necesidad de negociar políticas que hagan viable un nuevo paradigma fiscal en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad