Slim venderá el 30% de América Móvil en México para cumplir con la ley antimonopolio

stop

El gobierno que preside Peña Nieto pretende acabar con las posiciones de dominio en el mercado de las telecomunicaciones

El magnate mexicano Carlos Slim I EFE

09 de julio de 2014 (11:46 CET)

El Gobierno mexicano que preside Enrique Peña Nieto ha puesto contra las cuerdas el imperio del magnate Carlos Slim. El empresario se ha visto obligado a sacar a la venta prácticamente el 30% de los activos de América Móvil en México, su principal plataforma de negocio, para quedarse por debajo del 50% del sector de las telecomunicaciones y cumplir así con la ley antimonopolio.

"El consejo de administración de América Móvil ha decidido la desincorporación y venta de ciertos activos en favor de algún nuevo operador independiente de América Móvil, fuerte, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones y con alta capacidad económica y técnica", ha anunciado la compañía.

Presente en 26 países


La operadora azteca ha precisado que esta "desincorporación y venta de activos" está condicionada a que las empresas Teléfonos de México (Telmex) y Radiomóvil Dipsa (Telcel) dejen de ser preponderantes y, por lo tanto, dejen de estar sujetas a medidas asimétricas, y puedan así acceder a la convergencia.

América Móvil, que opera en 26 países y cuenta con unos 292 millones de clientes de telefonía móvil, tiene su verdadero imperio en México, donde controla una cuota cercana al 70% de los suscriptores a móviles (Telcel) y del 80% en líneas fijas (Telmex).

Regulador autónomo

La reforma de Peña Nieto, un verdadero pulso a las compañías con más del 50% de usuarios, tráfico, audiencia o suscriptores, se canaliza a través del Instituto Federal de Telecomunicaciones, un regulador autónomo que fija las líneas rojas y supervisará las desiversiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad