Tabasa entró en 'números rojos' el año de la privatización

stop

La sociedad pública anotó una provisión de 29 millones por el IVA que no abonó de las obras

Peaje de los túneles de Vallvidrera (Barcelona) - Tabasa

14 de agosto de 2013 (10:52 CET)

Tabasa entró en números rojos el año de la privatización de los Túneles de Vallvidrera. La sociedad pública anotó unas pérdidas de 17,83 millones de euros en 2012 frente al beneficio de 11,4 millones que obtuvo un año antes.

La compañía, presidida por Josep Serratusell --ahora en fase de liquidación-- tuvo que anotarse una provisión de 29,4 millones para hacer frente al IVA que en el momento de la construcción de las infraestructuras no abonó por tratarse de un encargo del Govern, informa Expansión.

Resultado sin la provisión

Este importe, que corresponde a obras como la estación de Gràcia de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) o el carril de alta ocupación de la C-58, se tendrá que abonar ahora. Pero sin esta provisión en las cuentas de Tabasa, la compañía abría alcanzado un resultado similar al de 2011.

La privatización de los túneles catalanes se convirtió, a finales de diciembre de 2012, en un nuevo balón de oxígeno para la Generalitat, que ingresó 430 millones por la venta. Abertis y BTG Pactual se han hecho con la gestión de los túneles de Vallvidrera y Cadí para los próximos 25 años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad