De izquierda a derecha: Laura Abasolo García de Baquedano, Chief Finance and Control Officer (CFCO); José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica y Ángel Vilá Chief Operating Officer (COO). Fuente: Telefónica.

Telefónica reduce beneficios: gana 831M en plena crisis del covid-19

stop

La compañía presidida por José María Álvarez Pallete sufrió también una caída en ventas del 10% y anunció la venta de su filial en Costa Rica

Cristian Reche

Economía Digital

De izquierda a derecha: Laura Abasolo García de Baquedano, Chief Finance and Control Officer (CFCO); José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica y Ángel Vilá Chief Operating Officer (COO). Fuente: Telefónica.

Madrid, 30 de julio de 2020 (08:16 CET)

Telefónica desveló los números cosechados durante la primera mitad de año. La cotizada española cerró el primer semestre con unos beneficios de 831 millones, una cifra que supone una reducción del 53% respecto al mismo periodo del año anterior. También redujo sus ingresos, que cayeron un 10% durante la crisis del coronavirus, hasta alcanzar los 21.706 millones de euros. El anuncio de sus resultados semestrales estuvo acompañado de otra noticia: la venta de su filial de Costa Rica por más de 400 millones de euros.

El negocio por países se redujo en todas las plazas menos Alemania, donde Telefónica Deutschland avanzó un 2%. En cambio, la actividad de enero a junio fue a la baja en España (-3,4%), UK (-1,2%), Brasil (-21,4%) y en la división de Latinoamérica, donde se engloban las filiales de Perú, Argentina, Ecuador, Venezuela, México, Uruguay y Chile (-18,6%).

El golpe de la pandemia a la actividad de Telefónica se notó en España, donde la imposición de medidas estrictas para evitar la propagación del coronavirus (confinamiento) se tradujo en "severas limitaciones a la actividad comercial", tal como reconoce la propia compañía, que explica que el 90% de tiendas sus tiendas estaban cerradas en marzo y abril (50% en mayo).

Otros efectos nocivos fueron la interrupción de las competiciones deportivas, sobre todo el fútbol para su negocio de televisión, que no se reinició hasta mediados de junio, y la suspensión de la portabilidad, es decir, que un cliente pueda cambiar de una compañía a otra conservando el número de teléfono.

Telefónica reconoce un impacto en ingresos de 729 millones por el coronavirus

La pandemia también conllevó decisiones de los gobiernos sobre el sector de las telecomunicaciones fuera de España. Algunas de estas medidas fueron la prohibición de suspensión del servicio por deuda (Perú, Ecuador, España, Argentina y Colombia), el fraccionamiento de pago y aplazamiento del pago sin recargos o la prohibición de subir los precios (Ecuador y Argentina). 

Telefónica ha estimado que el coronavirus le ha supuesto un impacto negativo en los ingresos del segundo trimestre de 729 millones de euros. A ello se suma la depreciación de las divisas latinoamericanas, principalmente el real brasileño, que le han supuesto un impacto negativo de 297 millones de euros en su facturación este segundo trimestre.

Venta de la filial de Costa Rica

El anuncio de resultados de Telefónica ha estado acompañado de otro comunicado importante: un acuerdo con Liberty Latin America para la venta del 100% de Telefónica Costa Rica, en una operación que sigue lo planificado por el presidente José María Álvarez-Pallete desde el pasado mes de noviembre. 

El acuerdo con Liberty llega después de que que Millicom, la compañía internacional de telecomunicaciones presente en América Latina con la marca Tigo, renunciara a adquirir Costa Rica el pasado mes de abril, pese a que ya había llegado a un acuerdo con la multinacional española.

El importe agregado de Telefónica Costa Rica, según la notificación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), es de 500 millones de dólares estadounidenses, aproximadamente 425 millones de euros al tipo de cambio actual.

Se estima que la plusvalía antes de impuestos ascienda a 210 millones de euros, lo que ayudará a reducir deuda, otro de los objetivos de Telefónica en los últimos años.

De acuerdo a los últimos resultados, la deuda financiera neta ha descendido un 1,4 % hasta los 37.201 millones de euros, frente a los 37.744 millones de euros del año pasado. No obstante, si se incluyen los arrendamientos la deuda se sitúa en 43.637 millones de euros.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad