The Phone House se moderniza al estilo Apple

stop

TELEFONÍA

Nuevo modelo de tienda del grupo The Phone House

07 de abril de 2013 (20:37 CET)

The Phone House se quiere deshacer de los mostradores que suponen una barrera entre el cliente y el personal de la cadena. Para ello, ha implantado un nuevo modelo de negocio basado en tiendas más dinámicas en las que el cliente puede probar cómodamente los teléfonos y tablets para conocer mejor el producto que va a adquirir.

“Es un cambio de imagen pero también supone un nuevo equilibrio de las distintas zonas del establecimiento para que el cliente se sienta más cómodo y evitar aglomeraciones”, explica a Economía Digital el director ejecutivo de The Phone House, Carlos Grima.

Cercanía con el cliente

La nueva disposición de las tiendas, con las mesas en el centro del establecimiento, ofrecen a los dependientes más proximidad con el cliente con el producto en mano y siguiendo el estilo de las tiendas Apple.

Una de las últimas remodelaciones que ha realizado The Phone House ha sido en la tienda del centro comercial La Maquinista de Barcelona. Pero no es la única. “Hemos probado este nuevo modelo en 83 establecimientos de los más de 500 que tiene el grupo en España y está funcionando”, detalla Grima.

Así, el objetivo de The Phone House ahora es transformar toda la cadena. “Esperamos en tres o cuatro años poder implantar el modelo a todas las tiendas y este año queremos comenzar con las franquicias”, subrayan fuentes de la empresa.

Inversión millonaria


Pero para poder modernizar todos los establecimientos hay que realizar una importante inversión. La cadena ha destinado ya cerca de 16 millones de euros en este propósito. “Depende de cada punto de venta pero estamos invirtiendo de media 200.000 euros en cada tienda”, asegura Grima.

Es un nuevo concepto de venta más enfocado al de la compañía de la manzana mordida con ambientes diáfanos, mostradores en el centro de los establecimientos con todos los productos expuestos y el dependiente al lado del cliente. Como las comparaciones son odiosas, The Phone House asegura que aunque el objetivo de ambas compañías es el mismo cada una tiene su estilo.

“Nos sentimos pioneros en el desarrollo de este modelo de venta. Queremos que la tecnología sea algo divertido y para ello contamos con un personal que tiene un alto conocimiento tecnológico pero hablando al mismo nivel que el cliente”, detalla Grima.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad