Toshiba perderá 720 millones de euros por el escándalo contable

stop

La compañía japonesa había calculado un beneficio de 860 millones para su ejercicio 2014-2015 antes de que se detectaran las irregularidades

El ex presidente de Toshiba, Hisao Tanaka / EFE

en Barcelona, 13 de agosto de 2015 (08:53 CET)

La multinacional japonesa Toshiba incurrirá en unas pérdidas netas de 100.000 millones de yenes (720 millones de euros) en su último ejercicio fiscal (entre abril de 2014 y marzo de 2015), en el que supuestamente manipuló sus cuentas, según han informado los medios nipones.

Antes de que se desvelara el escándalo, Toshiba había calculado un beneficio neto de 120.000 millones de yenes (860 millones de euros) para el ejercicio 2014-2015. La empresa tiene previsto anunciar la cifra final de sus resultados la próxima semana, así como la composición de su nueva junta directiva, tras la dimisión de su presidente, Hisao Tanaka, y de otros altos cargos el pasado 21 de julio a raíz del caso.

Asimismo, Toshiba se verá obligada a revisar sus resultados de todos los años fiscales entre 2008 y 2014, el período en el que la cúpula de la compañía manipuló sus cuentas de forma "sistemática", según la investigación de un grupo de expertos independientes.

Irregularidades en todas las áreas

Los expertos concluyeron que la empresa llegó a inflar el beneficio operativo en 151.800 millones de yenes (1.125 millones de euros) desde 2008 a 2014. Los responsables de la investigación detectaron irregularidades contables en diversas áreas de negocio como la construcción de proyectos de infraestructuras, semiconductores y ordenadores personales.

La supuesta manipulación de las cuentas realizada por Toshiba consistió en registrar en el ejercicio siguiente los costes del sector de infraestructuras de la empresa, así como en sobrestimar los beneficios operativos en esta rama y en las de televisores, semiconductores y ordenadores portátiles.

La empresa anunció en junio pasado una revisión a la baja de su beneficio operativo entre los ejercicios 2009 y 2013 de más de 50.000 millones de yenes (371 millones de euros) debido a las irregularidades detectadas en la contabilidad sobre proyectos de infraestructuras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad