El hotelero Jordi Clos es el casero de Turisme de Barcelona, consorcio del que es uno de sus vicepresidentes. / EFE/Alejandro García

Jordi Clos hace negocio con la sede de Turisme de Barcelona

stop

Turisme de Barcelona ocupa unas oficinas de alquiler propiedad del hotelero Jordi Clos, que es uno de sus vicepresidentes

Josep Maria Casas

El hotelero Jordi Clos es el casero de Turisme de Barcelona, consorcio del que es uno de sus vicepresidentes. / EFE/Alejandro García

Barcelona, 13 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Turisme de Barcelona ocupa unas oficinas de alquiler propiedad del hotelero Jordi Clos, que es uno de los vicepresidentes de esta corporación público-privada dedicada a la promoción de la ciudad de Barcelona.

La sede de Turisme de Barcelona se encuentra en un edificio del Pasaje de la Concepción, entre Rambla Cataluña y Paseo de Gracia, escriturado a nombre de Papire SA. Esta sociedad tiene como administrador único a Jordi Clos. Sus accionistas son, a partes iguales, Racan SA y Builder Host, propiedad de Derby Hotels Colection, el grupo hotelero de Clos.

El consejo general de Turisme de Barcelona, presidido por la alcaldesa Ada Colau, está compuesto por doce miembros del Ayuntamiento, otros doce de la Cambra de Comerç, liderados por Miquel Valls, y por cuatro de la Fundació para la Promició de Barcelona. Su comité ejecutivo está presidido por el también hotelero Joan Gaspart. En estos órganos de gobierno, Clos figura como vicepresidente tercero del consejo general y vicepresidente segundo del comité ejecutivo.

Turisme de Barcelona paga más de medio millón de euros anuales en alquileres

Turisme de Barcelona está pagando el alquiler de esta sede a uno de los vicepresidentes desde 2011, según precisan fuentes del sector turístico. Estas fuentes indican que Valls delegó en Gaspart, que como presidente del comité ejecutivo firmó el contrato de alquiler.

Según la memoria económica de 2017, Turisme de Barcelona paga 525.000 euros anuales en concepto de alquiler. Desde esta corporación no se ha precisado si pagan más alquileres.

Turisme de Barcelona, bajo la lupa

La gestión de Turisme de Barcelona está bajo la lupa. La semana pasada dimitió su director general, Jordi William Carnes, exconsejero de la Generalitat durante el tripartido y exconcejal socialista de Barcelona. La dimisión coincidió en el tiempo con un informe encargado por el Ayuntamiento de Colau que apuntan a supuestas deficiencias en la justificación de los gastos de representación de William Carnes. Este último ha anunciado que justificará todos los gastos. El informe se limita a un muestreo de facturas del 2016. No hace ninguna referencia al alquiler de la sede, aunque este último asunto es motivo de polémica entre los empresarios turísticos barceloneses.

La sede de Turisme de Barcelona tiene historia. Papire la adquirió en 2004. Más de un siglo antes, cuando todavía era un solar, su propietaria era Eulàlia Maragall Gorina, hermana del poeta Joan Mararall y tía abuela del expresidente y exalcalde Pasqual Maragall. Sin embargo, quién levantó el primer edificio a finales del siglo XIX fue Evaristo López Badia, un conocido joyero de la época.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad