Txema Gisasola dimite de Mondragón por la quiebra de Fagor

stop

Los socios han acusado al ex presidente de ser el responsable de la caída de la empresa

El ex presidente de Mondragón, Txema Gisasola

17 de enero de 2014 (14:03 CET)

La crisis de Fagor ha forzado la dimisión del presidente del grupo cooperativo Mondragón, Txema Gisasola, que es el propietario de la firma de electrodomésticos de línea blanca.

La antigua líder del mercado está sumergida en concurso de acreedores. Los más de 1.850 socios han acusado al ex presidente en manifestaciones multitudinarias de ser el responsable de la caída de la empresa de electrodomésticos.

Gisasola no terminará, por tanto, su mandato de cuatro años para el que fue elegido en asamblea en julio de 2012.

Corporación Mondragón emitirá un comunicado a primera hora de la tarde para aclarar la situación. Ahora se abre, entre otras incógnitas, la de la sucesión.

La comisión permanente de Mondragón celebra una reunión en la sede central del grupo en Gipuzkoa para analizar la salida de su presidente.

Guisasola, nacido en Zumarraga en 1961, se mantuvo al frente de Fagor desde 2005.

Los capítulos más polémicos de su gestión lo escribieron las distintas emisiones de deuda subordinada. Más de 185 millones de euros de ahorro familiar están atrapados en los mercados secundarios. Los afectados dan los importes por perdidos.

La dimisión de Guisasola se produce cuando Mondragón se disponía a negociar 2.500 millones en deuda bancaria, la mayor parte de ella asignada a Eroski.

El pool de entidades fijaba un primer paso antes de tomar asiento con Mondragón. Había que alcanzar un acuerdo para zanjar los 660 millones en subordinada colocada por la cooperativa. El pacto, pendiente de la luz verde de la asamblea, se presentó ayer.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad